Reseña

Los ladridos de Xolos

Todos nos sorprendimos cuando un equipo recién ascendido, al año y medio de haber logrado su incorporación al máximo circuito, fue campeón. Sus lugares en la tabla de posiciones han sido: 15, 7, 2 campeón, 10 y 10. Las últimas posiciones parecieran ser las más lógicas, sin embargo, hoy parece retomar lo que su buen presupuesto más la atinada administración del mismo, le han indicado. Estar en el sitio 7 de la competencia actual, junto con sus antecedentes virtuosos, obligan a oír sus ladridos. Lo que pueda ofrecer esta noche no deberá extrañarnos.
Dichos ladridos no deben provocar oídos sordos; al contrario. Lo que Santos pueda ofrecer tiene techo bajo, imaginable. Esperar una gran superación de Cejas, Calderón y Abella al mismo tiempo, es más que imposible. La esperanza de la victoria estriba en una genialidad y en trabajo colectivo al parejo sin solicitar virtuosismo extremo. La victoria ante Arsenal más el viaje largo que se avecina para terminar en León, puede ayudar a la reestructuración de convencimientos y facilitar una mejor actuación con triunfo esta noche.
La visita sabe ser meticuloso y astuto. No ha ganado en tres salidas y sólo ha metido un gol. Lo han hecho verse mal. Pero la capacidad del plantel más su esmero, empeño y esfuerzo (que lo distingue más que su calidad) podrán ser suficientes ingredientes para complicarle todo al limitado Santos. Aquí está lo atractivo del partido. Dos equipos en condiciones semejantes, que no han podido descollar, y se supone que no lo llegarán a hacer, pero frente a frente, pueden darse el lujo de mejorar.
La estrategia lagunera ya sale sobrando. La postura individual de cada jugador es la clave para triunfar. La esperanza de cada aficionado es verle realmente un avance pero no ha aparecido, y ya se jugaron seis partidos. Por lo tanto, lo que pueda suceder, pudiendo contemplarlo con anticipación, depende del destello de calidad de algunos, pocos. Lo demás, con lucha y entrega puede resolverse. ¿Le sorprendería un triunfo de Tijuana? ¿Le llamaría la atención la victoria de Santos? Suelen incomodar los ladridos de los Xolos.