Columna invitada

El debut de Castro

Hace más de 20 años que los Tigres del México firmaron a Juan Gabriel Castro y nunca llegó a imaginar el jugador de Los Mochis que como pelotero iba a jugar tanto en Grandes Ligas. A Castro lo vendieron a los Dodgers meses después de haber salido del proceso de la Academia de Pasteje. Debutó en la pelota profesional en las filiales del club angelino con quienes se presentaría en Ligas Mayores en 1995.

Tuvo larga trayectoria, 17 años, para ser de los mexicanos de más durabilidad. Aurelio Rodríguez y Fernando Valenzuela jugaron también ese tiempo en MLB.

Curiosamente su regreso a Liga Mexicana, ahora sí para uniformarse, se da como mánager en Tijuana, un lugar muy cercano al de su primer juego como titular en la Gran Carpa.

Juan Gabriel hizo su debut en las Mayores en Montreal, pero como titular y donde bateó su primer hit en el máximo nivel fue en San Diego ante el pitcher Andy Ashby, en ese entonces uno de los estelares de los Padres.

Al ex jugador de cuadro de finas manos le gusta el reto que le han planteado en los Toros, siente que es una buena oportunidad.

“Se presentó la posibilidad, pensé un par de días sobre lo que me plantearon y agarré el reto. Estoy contento y a echar el extra para sacar adelante esto”, dijo el reconocido caballero del beisbol.

Castro ya ha estado en Baja California de mánager, pero con Águilas de Mexicali en Liga del Pacífico. El invierno anterior puso al conjunto emplumado en semifinal y estuvo a punto de acceder a la lucha por el campeonato.

Sobre su estilo, se define como un mánager de fundamentos, ha tenido influencia de muchos pilotos que tuvo en su trayectoria de jugador.

“Uno para moldearse como mánager debe tomar detalles, estilos de quienes hemos visto cerca, en México y en Estados Unidos, también ver lo que no se debe hacer y que uno ha visto durante los juegos,” señaló Castro al preguntarle si tiene forma definida para llevar las riendas de un plantel.

De los primeros ajustes vistos ha estado el ordenar el bullpen, definición de los roles de cada brazo junto a Enrique Couoh, y llega además Mike Easler de coach de bateo, pues a pesar del gran talento ofensivo no han podido tener consistencia en la campaña. Toros además ocupa mejorar en gira donde han ganado nueve juegos y una serie. En casa ha mostrado su poderío.