Cartas oceánicas

Hasta la vista Cenicienta

Hace una semana la tienda del Leicester se quedó sin existencias, la demanda por una camiseta con los dorsales de Vardy o Mahrez, superó la expectativa de Puma. Su precio fuera de la web del Club, alcanzaba los 340 dólares en eBay. Las peticiones llegaban principalmente de China, Australia, Indonesia, Malasia y Tailandia; tierra de Vichai Srivaddhanaprabha, su propietario, donde Leicester tiene un potencial núcleo de aficionados dispuestos a pagar por ver sus partidos, comprar artículos y descargar sus historias online. Ganar la Premier y jugar la Champions, representará un crecimiento descomunal de sus ingresos en menos de un año, se estima un 70%. Un salto cuantitativo sin precedentes en el negocio del futbol mundial tomando en cuenta que el dinero llegará por vías naturales en la operación de un Club: derechos de tv, venta de entradas y merchandising. Sumando las tres principales cuentas, el Leicester no solo arrancará la próxima temporada con una notoria exposición deportiva, su presupuesto, sin inversión artificial, se inscribirá en la lista de los clubes más rentables del mundo. A los 103 millones de euros que obtuvo este ejercicio por derechos de transmisión, deberá aplicarse un incremento considerable en función de la entrada en vigor del nuevo contrato colectivo en la Premier, más un porcentaje por su privilegiada colocación en la tabla y un ajuste por sus exitosos índices de audiencia. Si agregamos la garantía de lleno en su estadio, los premios mínimos por ronda de Champions, el aumento de su comercialización y la venta de algunos jugadores, el Leicester se convertirá en uno de los diez equipos con mayores fondos de Europa. La sencillez, su principal activo, podría esfumarse: hasta la vista Cenicienta.   

josefgq@gmail.com