Cartas oceánicas

La última noche de Pumas

Pumas vuelve a Libertadores, es un decir, porque Pumas en realidad ha pasado de noche por la Copa. Dos participaciones, la primera en 2003 dirigidos por Hugo Sánchez llegando a octavos y eliminados por Cobreloa, pero jugando uno de los partidos más emotivos que recuerde Ciudad Universitaria: Pumas (3) vs Peñarol (1). De aquella noche, queda una sensación que tiempo después permite al aficionado creer que Pumas está hecho para pelear por este torneo. Lluvia, himno, estadio lleno, un rival legendario y obligación de ganar para seguir adelante. Peñarol, que marcó el 0-1 al minuto 18, despertó el autentico espíritu universitario al que Hugo venía dando forma y Pumas, remontó un partido que terminó con uno de los Goyas más feroces en la era moderna del Club. Dos goles de Fonseca al 54’ y 78’, y el último de Mariano Trujillo al 81’, cerraron una noche a la que todavía hoy, muchos regresamos para explicar la personalidad que tiene la institución. La segunda participación de Pumas, 2006, fue una de las más tristes de cualquier equipo mexicano. Los números fueron bochornosos: último lugar del Grupo 6 con un punto, cinco derrotas y un empate, con cuatro goles a favor y 12 en contra. Esa temporada que arrancó con Miguel España, representó el inicio de la carrera como entrenador del joven Memo Vázquez, sustituyendo a España en la fecha trece. En total, Pumas ha jugado 14 partidos en Copa Libertadores con tres victorias, vs Bolívar, Gremio y Peñarol, dos empates y nueve derrotas, con 12 goles a favor y 21 en contra. Nunca ha podido ganar fuera de Ciudad Universitaria, donde se guardan las mejores horas de su paso por La Copa. La historia de Pumas en Libertadores, ha pasado de noche, una en realidad. 

 

josefgq@gmail.com