Cartas oceánicas

El uso correcto de las mayúsculas

Coincidiendo con el sexto juego de la Serie Mundial en Dodger Stadium, se jugó a seis kilómetros de distancia y con dos horas de diferencia, un Lakers vs. Pistones en el Staples Center de Los Ángeles.

El mismo día en la NBA, Sacramento visitó Indiana; Phoenix a Brooklyn; y Oklahoma City a Milwaukee; la noche del 31 de octubre no terminó ahí: en el Madison Square Garden los Golden Knights de Las Vegas visitaron a los Rangers de Nueva York, congelando la duela de los Knicks que hoy reciben a Houston; la NHL completó su jornada del martes con los Coyotes de Arizona visitando a los Red Wings en Detroit, y los Jets de Winnipeg jugando contra los Salvajes de Minnesota.

En la NFL, los Bills de Búfalo y los Jets de Nueva York abren mañana la Semana 9 en el MetLife Stadium de East Rutherford; mientras, continuarán jugándose la NBA y la NHL en otras 14 ciudades.

En menos de 48 horas, los satélites norteamericanos, sus cadenas de televisión, patrocinadores y aficionados, habrán lanzado al mercado 40 partidos, entre una Serie Mundial y las temporadas regulares del futbol americano, el basquetbol y el hockey profesional.

Los principales ejes de la industria deportiva y los medios de comunicación de los Estados Unidos, coincidieron en el tiempo, convivieron con la audiencia y compitieron por la inversión. Incluyendo en esa lucha, la distribución internacional de sus cuatro Ligas, que en conjunto llegan a más de 50 países; convirtiendo así cada estadio y transmisión, en los santuarios comerciales más importantes de nuestra era.

Millones de fanáticos y de dólares distribuidos de costa a costa y a través de cinco continentes, confirman que el deporte estadunidense es el único que se escribe con mayúsculas: MLB, NBA, NFL y NHL.

josefgq@gmail.com