Cartas oceánicas

Los oportunistas y la selección

Cada vez que los triunfos de un deportista o de una selección nacional mexicana coinciden con los fracasos de sus futbolistas y su selección, aparecen aficionados oportunistas que insisten en comparar, por ejemplo: las virtudes del basquetbol con los vicios del futbol. Este es el caso reciente. El aficionado mexicano a los deportes suele quejarse del futbol y su enorme protagonismo comercial, pero en realidad, tiene muchas opciones para cultivar una afición deportiva más amplia. No vayamos tan lejos, durante el mes de septiembre coinciden junto a todas las ligas nacionales de futbol, las fechas FIFA y el inicio de la Champions, eventos de alto nivel, finales de campeonato o inauguraciones de campaña en la mayoría de los grandes deportes: el US Open de tenis, tres fechas del Campeonato de Fórmula Uno, dos del Campeonato Mundial de Motociclismo, la Serie del Rey de la Liga Mexicana de Beisbol, el desenlace de temporada regular en las Ligas Mayores, el kickoff de la NFL, las primeras fechas de Liga Mayor y la Conferencia Premier de futbol americano en México. El Mundial de Rugby en Inglaterra, el final de la Copa del Mundo de voleibol femenil y el inicio de la varonil en Japón. El Campeonato Mundial de Gimnasia Rítmica en Stuttgart, la Vuelta Ciclista a España, el Campeonato Mundial de Lucha Libre en Las Vegas, la última fecha de la Diamond League en Bruselas y desde luego, el Preolímpico de Basquetbol en la Ciudad de México con la selección nacional mexicana en apogeo. Septiembre, el mes más cargado del calendario deportivo nacional e internacional, es otra buena oportunidad para que los aficionados que no soportan tanto futbol del bueno o del malo, atiendan, compartan y disfruten, todo tipo de competencias. 

 

josefgq@gmail.com