Cartas oceánicas

Otra noche para escuchar

El verdadero impacto que tuvo la tremenda noche de Cristiano Ronaldo lo veremos hoy, en este caso, a su acción corresponde una reacción: el mundo espera la respuesta inmediata de Messi. Casi siempre sucede así, Cristiano y Messi se comunican a goles. Pocos deportistas en la historia han tenido una rivalidad tan honesta. No es fácil encarnar los poderes del Real Madrid como lo hace Cristiano, ni interpretar la gracia del Barça como lo hace Messi. Ambos personajes, modelos opuestos de un mismo juego, representan al futbol de todos los tiempos. En ellos conviven la fuerza, la fiereza, el estilo y el talento. Genios separados al nacer, terminaron siendo cómplices a lo largo de su carrera. De tal forma que la victoria de un futbolista de época empuñando un escudo épico, exige al otro a encabezar un triunfo del pensamiento en el campo. La piel de Cristiano es el cuero del futbol moderno, y la inteligencia de Messi, su corteza cerebral. En el fondo, la noche del Madrid ayer favorecerá la noche del Barça hoy. Obligado a despertar, el mejor futbolista del mundo encontró un estímulo inesperado de su máximo oponente: tres goles redentores en el Bernabéu. El reto que recogerá Messi en el Calderón, invita a pensar en un partido con dedicatoria para Cristiano. Son inevitables. Con el Madrid en semifinales la Champions adquiere otro carácter, en este club conviven valores que provocan todo tipo de sensaciones. Sin importar su estado, se trata de un cuadro al que la historia siempre quiere derrotar. Y esa labor histórica por lo general ha correspondido al Barça. La nueva era de esta gran rivalidad ha tenido una constante: Cristiano habla, pero Messi siempre tiene la última palabra. Será otra noche para escuchar.  

 

josefgq@gmail.com