Cartas oceánicas

El mito de Tigres

Ferretti desmonta el mito cada temporada: en México no hay continuidad. Tigres ha tenido paciencia y el técnico seriedad para dirigir. Pero la continuidad es un concepto mal interpretado en el tiempo. Echar raíces significa formar cantera y ponerla a jugar. Es lo que da identidad a un Club. Mantener el libro de estilo a través de los años y desde luego ganar títulos, sin importar quien lo dirija. Trascender. Solo Wenger con dieciocho años al frente del Arsenal y Klopp, con seis en Dortmund, superan la norma de los cuatro años; son técnicos formadores. Entre 2010 y 2014 el FC Barcelona tuvo cuatro entrenadores: Guardiola, Vilanova, Martino y Luis Enrique. Real Madrid lleva dos: Mourinho y Ancelotti. Atlético de Madrid tres: Quique Sánchez Flores, Gregorio Manzano y Diego Simeone. En el mismo periodo el United tuvo tres: Ferguson, Moyes y Van Gaal. El Chelsea cinco: Ancelotti, Villas Boas, Di Matteo, Rafa Benítez y Mourinho. El City dos: Mancini, y Pellegrini. El Liverpool tres: Roy Hodgson, Kenny Dalglish y Brendan Rodgers. En Alemania el Bayern lleva tres: Van Gaal, Heynckes y Guardiola. La Juventus cinco: Ciro Ferrara, Alberto Zaccheroni, Luigi Delneri, Antonio Conte y Massimiliano Allegri, y el PSG otros tres: Antoine Kombouaré, Ancelotti y Laurent Blanc. Diez de los equipos más dominantes del mundo cambiaron entrenador por lo menos dos veces los últimos cuatro años. El mismo tiempo que lleva Ricardo Ferretti dirigiendo a Tigres ininterrumpidamente: cuatro años de 2010 a 2014 y habiéndolo dirigido otros cuatro en distintas etapas. Ferretti está cumpliendo nueve torneos seguidos y de ninguna manera, podemos decir que Tigres haya cambiado el rumbo del futbol mexicano apostando todo a la famosa continuidad.  

 

josefgq@gmail.com