Cartas oceánicas

Es más fácil acercarse a Messi que superar a Cristiano

La distancia que existe entre Messi, número uno, y Cristiano, número dos, es más humana que la distancia que existe entre Cristiano y el número tres: interminable. La vacante del número tres pueden disputársela varios jugadores cada temporada que miran de lejos al portugués. De acuerdo a la última lista del Balón de Oro el tercero es Griezmann, pero en ningún caso, ni Griezmann, Suárez, Neymar, Bale, o cualquiera que pueda sumarse a la lucha por ser tercero, está cerca de la posición histórica de Cristiano Ronaldo: el mejor número dos de todos los tiempos. Hay dos formas para medir la época de Cristiano: por arriba de él solo ha estado Messi y por debajo suyo puede estar cualquiera. El calendario futbolístico que se cierra con la Final de Cardiff, demuestra lo determinante que vuelve a ser Cristiano en la vida del Real Madrid: el 40% de sus goles fueron marcados en los últimos 10 partidos de la campaña, durante esos juegos su participación resultó decisiva definiendo el título de Liga en Vigo y Málaga, y eliminando a los rivales más duros que el Madrid podía enfrentar en Champions: al Bayern le marcó 5 goles y al Atlético 3. Ambas actuaciones, su marca de goles en competición europea y un probable título de Champions, lo catapultan rumbo a su quinto Balón de Oro, empatando con Messi. Por segundo año consecutivo será difícil incluir a Messi en la disputa. El único que queda para discutirle el título es Buffon, en caso de ganar la Champions el italiano sería electo por aclamación popular. Así que ahí está Cristiano, otra vez, reduciendo la distancia que siempre lo separará de Messi y recrudeciendo la distancia que hay entre ellos y el resto de los jugadores del futbol mundial. Alcanzar a Messi es más fácil que superar a Cristiano. 

josefgq@gmail.com