Cartas oceánicas

Los grandes necios

Ochenta y nueve días, un Mundial y 200 millones después, volvieron a enfrentarse en un partido oficial el Campeón y Subcampeón de Europa. Por mas tiempo, acontecimientos, dinero y jugadores que hayan pasado entre ellos, Real Madrid y Atlético de Madrid se mantienen intactos. Están enteros. Los mismos equipos de la final de Champions League, jugaron una fotocopia de aquel partido. Dominador el Madrid, poderoso arriba y mejor con Di María que sin el. Recio el Atlético, un bloque muy compacto y sin extrañar a ninguno de los que se fueron, que por cierto fueron muchos e importantes. Sirven estas Supercopas, la de España, la de UEFA y las de otras ligas europeas, para calar los fichajes y confirmar los métodos. El de Ancelotti y Simeone ya son leyes, los que llegan se adaptan casi de inmediato porque se los dejan muy claro desde el principio. Todos sabemos a qué juegan. Se agradece en un negocio tan ruidoso que los equipos mantengan su estilo, la norma. Lo mismo sucede con el Barça que a pesar de tantos cambios, mantiene el sello. Nada cambia en los equipos grandes. Cuando se habla de continuidad, se insiste en esto. Los entrenadores están para dirigir futbolistas pero sobre todo, para fundar escuelas. Estos tres equipos la tienen, cada una distinta a la otra y todas exitosas. Ahí tenemos tres modelos punteros internacionalmente para comparar al resto. Sumemos al City de Pellegrini, otro equipo aferrado a su proyecto, al Bayern del que hoy se habla menos y volvamos a incluir al Chelsea reforzado, que con Mourinho, otra vez, no deja espacio para experimentos. De estos seis clubes saldrá el campeón de Europa. Son los grandes necios del futbol actual. Obras originales. Sin sorpresas. Auténticos cuadros de autor. 

josefgq@gmail.com