Cartas oceánicas

El gran roble

Como una de las grandes bestias del futbol mundial el United vive un momento perfecto para ser estudiado, cualquier movimiento suyo en el área de marketing, financiera, deportiva o social siempre es imitado. Pero ahora, desprendido de la Premier a 14 puntos del Arsenal, séptimo lugar, eliminado por el Swansea de la FA Cup, abajo en la ida (2-1) vs el Sunderland en semifinales de la Capital One Cup y esperando los octavos de Champions vs Olympiakos, podría firmar por primera vez en 24 años una temporada perdedora. Desde que Alex Ferguson ganó su primer título con el club en 1990, una FA Cup, el United levantó 38 trofeos en fila, Ligas, Copas, Champions, Supercopas, Recopas, Intercontinental y Mundial de Clubes, nunca le faltó qué celebrar. Y el momento es perfecto para ser estudiado porque asistiremos al espectáculo de la templanza en Old Trafford, un auténtico templo de robles. David Moyes, cuyo primer año no se pronosticaba tan malo, puede acabar con la etapa ganadora del United y sin embargo, continuará siendo su entrenador la temporada que viene, no hay discusión. Aquí y ahora, justo este año, es cuando el sabio club nos dará clases de grandeza. Aprender de las decisiones del United en crisis es algo que sucede cada 20 años. La última, si la hubo, fue entre 1986 y 1990 cuando recién nombrado técnico, Ferguson pasó tres temporadas sin ganar un solo título. Y aunque son épocas distintas, hoy el United es una organización cotizada en bolsa, la presión de patrocinadores y accionistas insoportable, la derrama económica que genera millonaria y sus grandes rivales europeos Madrid, Bayern y Barça se modernizan, la paciencia milenaria del United, el gran roble, volverá a ser su mayor signo de identidad.

josefgq@gmail.com