Cartas oceánicas

Un extraño en el Planeta Messi

Oficialmente €57 millones, extra oficialmente más de €100, un presidente denunciado, otro presionado por Hacienda, un escándalo financiero, un vestuario que cuestiona su salario y el mejor jugador del mundo exigiendo ganar el doble que Neymar, hasta ayer, invisible cuando Messi está en forma. Demasiado caro salió en todos los aspectos el fichaje del brasileño. Tomando en cuenta que detrás suyo había jugadores de la famosa cantera que hacen único este club, no sólo parece caro, también innecesario. Sin embargo, en su momento todos aplaudimos su llegada. Venía de triunfar con Brasil en la Copa Confederaciones donde además había bailado en la Final al campeón Mundial que jugaba con la base de su nuevo equipo. Neymar estaba hecho para jugar al lado de ellos, futbolistas hábiles, ligeros, expresivos, inventores del movimiento, creadores del tiempo. Y parecía sobretodo, la pareja ideal que no habían encontrado para Messi con el que Eto’o, Bojan, Ibrahimovic y Villa no encajaron. Un jugador alegre, fácil y que jalara tanto la atención de los rivales que Messi encontrara el doble de espacio al frente. Pero el Barça, con Messi y Neymar juntos resulta menos operativo que con Messi a solas. Tampoco han coincidido en su mejor momento, cuando el brasileño empezó a funcionar el argentino se lesionó y ahora que Messi está volviendo, sobre Neymar pesan los excesos conocidos alrededor de su contrato. Por ahora Messi con todo y sus semanas de baja ha marcado 28 goles por 11 de Neymar en las tres competiciones, el problema no es ese, sino que Alexis con 18 y Pedro con 17, con quienes pelea un puesto, demuestran siempre enorme compatibilidad con Messi, acostumbrado a ser el centro del Camp Nou, del Barça, de su planeta.  

josefgq@gmail.com