Cartas oceánicas

Del campo a la oficina

Bayern saca 20 puntos de ventaja al Dortmund, Juventus saca 13 a la Roma, PSG ocho al Mónaco, Chelsea siete al Liverpool y Real Madrid, con la ventaja más ajustada de todas entre primero y segundo lugar, saca tres puntos de diferencia al Atlético de Madrid y cuatro al Barça, todavía con un clásico por jugarse. Las cinco grandes Ligas europeas tienen prácticamente definido a sus campeones. Faltando entre 10 y 12 fechas, ninguno de estos clubes perderá su liderato y todos, salvo la Juve, eliminada en fase de grupos, jugarán los cuartos de final de Champions League. Bayern, Chelsea, PSG y Real Madrid, sumando al City, son los clubes más ricos del mundo. Pero a diferencia de otros años donde el dinero no parecía construir equipos ganadores, esta vez, además de ricos y poderosos, están bien dirigidos dentro y fuera del estadio por Guardiola y Rummenigge, Laurent Blanc y Naseer Al Khelaifi, Mourinho y Abramovich, Ancelotti y Florentino Pérez. En clara fase de transición técnica y directiva abandonaron la carrera Barça, United, Milán y Dortmund. Sobre dos grandes tesis se debate el futbol en los últimos años. Hay quien dice que los grandes equipos nacen, es el caso del Barça de Guardiola, y otros dicen que se hacen, es el caso del Real Madrid de Florentino. Ambos modelos han tenido su oportunidad, el primero al que se alinean cuadros hechos de cantera y jóvenes como Arsenal y Dortmund, y el segundo, grandes compradores como Chelsea, Bayern o PSG. Así como aquel Barça artesanal tallado a mano cautivó a tanta gente, o la rebeldía del Dortmund reclutó fanáticos por todo el mundo, hoy, los aristócratas como Madrid, Chelsea, clubes de oficina, están recuperando la admiración que habían perdido.   

josefgq@gmail.com