Cartas oceánicas

El campeón y el retador

Arrancó la Premier, la primera en hacerlo entre las cuatro grandes, Bundesliga, Serie A y La Liga, y también la mejor reforzada, la más pareja. Mucho se ha discutido sobre cuál es la mejor Liga del mundo, pero casi nunca se discute en cuál de todas se juega mejor. Para mi gusto la Liga española es la peor de todas, pero es donde mejor futbol se juega. Una contradicción porque sus equipos son capaces de competir y superar a cualquiera dentro del campo, pero alrededor de él están agrietados. La diferencia entre Real Madrid y Barça con el resto, no es tan grande en la cancha como parece en el mercado. Los clubes españoles han sabido reinventarse frente a la crisis y el embate económico de sus dos grandes bestias. Se volvieron productores y exportadores. La inglesa en cambio ha perdido nivel y esto se demuestra en Europa, pero sigue siendo la mejor Liga del mundo, sobre todo por el valor de sus equipos, en su mayoría grandes marcas, capaces de convocar y mantener comunidades de aficionados dentro y fuera de la isla. Eso le da una identidad a prueba del tiempo. Y aunque la Bundesliga ha superado a la Premier en la mayoría de aspectos organizativos, los ingleses siguen siendo los más emocionales, cautivan. Pero esta temporada necesitan triunfar en Europa, la deuda continental es grande para clubes como City, Liverpool, Chelsea, Arsenal o United, en 2014-2015 fuera de Champions y Europa League. Los clubes de la Premier necesitan vencer a los de la Liga y la Bundesliga en enfrentamientos directos para recuperar terreno. El Calcio es otra cosa, depende de Juventus. El Chelsea de Mourinho, el retador, y el City de Pelegrini, el campeón, arrancan como grandes favoritos para llevar a los ingleses a Berlín.  

 

josefgq@gmail.com