Cartas oceánicas

El movimiento de las agujas

Contra todo pronóstico, las audiencias televisivas en la Premier League descendieron por primera vez en los últimos treinta años. Desde que el inglés se convirtió en el campeonato más rentable del mundo, medios, patrocinadores y televidentes, han arrojado cada temporada incrementos sustanciales en sus cifras de mercado. El inicio de la nueva campaña, precedida por el mayor contrato de televisión en la historia del futbol, parecía poner a la Premier en un nivel de comercialización inalcanzable con respecto al resto de Ligas. En realidad seguirá manteniendo ese sitio mientras el acuerdo por tres años con Sky y British Telecom se mantenga, pero un retroceso en los datos de consumo y la intención de abono de los fanáticos ingleses a estas plataformas, hicieron saltar las alarmas. Si la caída de audiencias en las primeras jornadas debe ser considerada una tendencia, nos daremos cuenta en mayo, cuando la fotografía completa del campeonato permita compararlo contra un temporada regular. Por ahora, y esto no deja de ser alarmante para las compañías que pagaron 7 mil millones de euros por sus derechos, hay un cambio drástico en los hábitos de sus consumidores, muy sensibles a la variable precio. Si hay un aficionado acostumbrado a pagar por ver futbol en televisión es el británico, sin embargo, el modelo parece haberse fracturado ante el imparable crecimiento de los servicios de streaming, más accesibles. Hasta ahora, el deporte por su naturaleza en directo simulaba una frontera inalcanzable para las compañías que principalmente distribuyen contenido bajo demanda, pero el extraño movimiento de las agujas en Inglaterra, la joya del futbol por televisión, abre la puerta más que nunca a sistemas como Netflix. La Premier marca el camino.

josefgq@gmail.com