Cartas oceánicas

La resistencia

El corte de abril coloca al mexicano Tonatiuh López en el primer lugar del ranking mundial de los 800 metros planos en 2017. Con un tiempo de 1:45:51 conseguido en Culiacán durante el selectivo regional de la Universiada hace unos días, Toantiuh da un triple golpe en su breve trayectoria: clasifica al Mundial de Atletismo que se inaugura el 4 de agosto en Londres, registra la mejor marca mexicana de todos los tiempos y entra a la élite en una de las pruebas clásicas del atletismo internacional. Los 800 metros que santificaron a Sebastián Coe, actual presidente de la IAAF, marcan el límite entre la velocidad y la resistencia: medio fondo. Dos características que el atletismo mexicano ha dejado de atender. México no es tierra de grandes velocistas, pero nuestros mejores atletas, la mayoría grandes desconocidos como los legendarios ultra fondistas rarámuris, confirman que el rezago en los programas deportivos estatales y federales es otro de los múltiples ejemplos de olvido. La resistencia, símbolo del solitario deportista mexicano, ofrece una nueva historia para creer. Durante los siguientes meses, claves en el desarrollo de un atleta que está rompiendo la barrera de los juveniles, debemos mantener los ojos bien abiertos para que no se pierda otra promesa en medio del conflicto que enfrenta a los organismos deportivos mexicanos. López, nacido en Hermosillo, Sonora, hace 19 años, pertenece a una generación de deportistas mexicanos que representarán a nuestro país al menos durante los próximos dos ciclos olímpicos. Encabezar el ranking de la IAAF no vuelve a Tonatiuh favorito, su tiempo está muy lejos del 1:40:91; marca mundial del keniata y doble campeón olímpico David Lekuta Rudisha, pero es un registro que celebra la esperanza. 

josefgq@gmail.com