Cartas oceánicas

La argentinización del futbol

Calidad y cantidad, ningún equipo en el mundo tiene tantos y tan buenos jugadores para formar un plantel, como la selección argentina. Los dos factores, calidad y cantidad, se expresan también de forma individual en la figura de Messi: demasiado talento. Messi que salió pequeñito, no solo es el mejor jugador del mundo, es el mejor futbolista argentino de todo el mundo y eso, ayuda a entender un futbol tan bueno y competitivo. De Messi para abajo vienen todos y la mayoría de los mejores equipos de cualquier Liga, tienen al menos un argentino en su plantilla. De acuerdo al último censo que publica la web especializada “Argentinos por el Mundo”, existen 1,657 futbolistas argentinos profesionales registrados en Ligas de los cinco continentes –máximo histórico-, sin contar las Ligas argentinas. Al Barça de Messi, la Juve de Tévez, el City de Agüero o el PSG de Pastore, se suman 950 jugadores en equipos europeos. España con 337 e Italia con 291, son los países con mayor densidad de futbolistas argentinos. Allí existe la ventaja del pasaporte: nietos y bisnietos de españoles o italianos obtienen doble nacionalidad y con ella, facilidades contractuales. Pero en ningún caso se trata de una cuestión legal porque el argentino, triunfa en todos lados. Los hay desde China a la India y Qatar, tres de las Ligas emergentes más poderosas. En Sudamérica se reparten 431 y en Concacaf 212. En Estados Unidos juegan 79, en México 71 y los cuatro técnicos semifinalistas de Copa América son argentinos; otro dato que explica su autoridad en la industria. El estilo de la selección argentina es opinable, pero su influencia incuestionable. Por calidad o cantidad, la argentinización del fútbol hoy es la principal tendencia mundial.  

 

josefgq@gmail.com