Cartas oceánicas

¿Sufragio efectivo no reelección?

La Champions, que esta temporada reparte 1,000 millones de euros entre equipos participantes, repartirá 1,250 a partir de las próximas campañas. La cifra es cuatro veces mayor a la que repartió FIFA entre los participantes de Brasil 2014. El Mundial más caro de la historia dividió 350 millones entre 32 selecciones finalistas. Ser campeón de Europa como Real Madrid, significa ingresar entre 35 y 40 millones de euros, ser campeón del mundo como Alemania, representa ganar 25 millones por el título. Inclusive el segundo torneo en importancia para UEFA, la Europa League, repartirá casi el mismo dinero que el Mundial: 380 millones entre sus participantes. Si lo llevamos a otros mercados y deportes, el Super Bowl ofrece 9 millones al campeón y la Serie Mundial de Beisbol 15 millones por ganarla. Magnus Carlsen campeón mundial de ajedrez recibió 1.5 millones por su victoria en Sochi vs. el indio Viswanathan Anand, que cobró un millón. Wimbledon reparte 34 millones de euros entre todos sus tenistas. El campeón Novak Djokovic se llevó 2.5 millones al vencer a Federer. Nada que ver con la bolsa que se repartirán Floyd Mayweather, 180 millones de dólares y Pacquiao, 120 millones por una noche. Sin importar la frecuencia de años entre torneos, el número de participantes, o el de afiliados entre organismos; FIFA con 209 selecciones desde Brasil hasta Nueva Caledonia y UEFA, 54 países con equipos desde el United inglés hasta el Apolonia albanés, sus declaraciones presupuestales de cara a particulares, es favorable a Platini sobre Blatter. El francés, quienes muchos candidateamos para ser presidente de FIFA, ayer se reeligió por UEFA. Lógico, desde ahí, Platini domina el futbol mundial y quizá, el deporte. Va por el COI.

josefgq@gmail.com