Cartas oceánicas

Naranja mecánica

Casi 2 billones de dólares es lo que Adidas calcula vender en 2014 con su segmento futbol. Apenas el 10% de sus ventas totales: 20 billones aproximadamente. Las cifras pertenecen a la marca #60 valorada mundialmente. Adidas es un clásico del mercado y su sector, de los más competitivos. Basta analizar los números de Nike, el rival, cuyas ventas alcanzan 25 billones anuales y su marca está valorada como la #24 del mundo. El gran negocio de la imagen. El esfuerzo que Adidas hace para impedir que Nike penetre más en el futbol es titánico. Hace unas semanas Adidas anunció una extensión de patrocino en Copas Mundiales FIFA hasta 2030. Adidas es el equipamiento oficial del Mundial desde México 70, donde presentó el Telstar. Después el Telstar Durlast en Alemania 74; Tango en Argentina 78 y España 82; Azteca en México 86; Etrusco en Italia 90, Questra en USA 94; Tricolore en Francia 98, Fevernova en Corea-Japón 2002; Teamgeiste en Alemania 2006, el polémico Jabulani en Sudáfrica 2010, y la reencarnación de todos con el Brazuca en Brasil 2014. Razón no le falta a Justino, esta vez, para afirmar que la de México es una de las camisetas más vendidas del mundo, junto a la de Real Madrid también de Adidas. La selección goza del favor, gracias al recio lomo de nuestros paisanos, de ser un producto con sucursal en dos grandes mercados: México y Estados Unidos. Ahora con un sofisticado uniforme anaranjado, Adidas desafía otra vez el gran dogma del aficionado mexicano: su devoción por el verde, blanco y rojo que dan color al místico Tri. La segunda camiseta de México, romperá marcas de ventas, aún más que el negro, se los aseguro. Esto nos confirmará que la selección es un fenómeno de mercado, no un fenómeno futbolístico.  

josefgq@gmail.com