Cartas oceánicas

“Mute”

A 18 días de los Juegos Olímpicos el silencio encierra a la televisión abierta mexicana. Un acontecimiento de magnitud universal desapareció de las pantallas más “populares” del país: Televisa y Tv Azteca están, según el control remoto de sus dirigentes, en “mute”. Ni una sola nota, ni un simple tweet, y por supuesto, ningún esfuerzo por cumplir con el servicio básico de información alrededor del evento deportivo más importante de la humanidad. En los medios solo hay algo más difícil que cubrir unos Juegos Olímpicos: evitarlos, esconderlos, ignorarlos. Pero eso han decidido las televisoras al no obtener por primera vez en años, un rendimiento sobre la explotación del evento. En términos comerciales la decisión es lógica, ¿por qué promocionar un evento cuyos derechos y distribución pertenecen a otras compañías? Pero en términos profesionales la postura que asumieron es poco honorable. Meter un evento del tamaño y relevancia de unos Juegos Olímpicos debajo del tapete, es un crimen periodístico. El cariño y pasión que estas empresas sienten por el deporte es nulo. Su compromiso con nuestros atletas es imaginario. Pero a estas reacciones deberá acostumbrarse el televidente mexicano durante los próximos años: al veto y maltrato informativo sobre aquellos eventos deportivos, equipos y derechos, en los que la televisión “gratuita” no tenga ningún interés. Río 2016 sin embargo, gozará de una estupenda cobertura por diversas plataformas que ofrecerán un servicio de gran calidad y sobre todo, con un enorme respeto por los atletas mexicanos. Claro Sports, ESPN, FOX, Canal 22 y Canal Once, desarrollarán en conjunto, una cobertura de alto nivel técnico, tecnológico y humano, donde el deporte y la gente serán el centro.  

josefgq@gmail.com