Cartas oceánicas

Messi prueba con otro entrenador

El reinado de Messi en el futbol no admite discusión. Desde su debut profesional hace casi 13 años, logra establecer una época que sin agotarse todavía, resume este deporte en torno a su figura y títulos con el Barça: un club centenario que estalló a principios de este siglo como respuesta a los grandes equipos de la historia. El lugar de Messi en los libros se escribe al lado de Pelé, Maradona y Cruyff. Sin embargo durante todos estos años, Messi no consigue igualar con Argentina la leyenda que le acompaña como jugador de club. Un fenómeno muy extraño tratándose de una selección que goza de tremendos futbolistas, una cultura táctica inigualable y una raza competitiva única en el mundo. En todo ese tiempo, Messi ha sido dirigido por 10 entrenadores: 6 en la selección argentina y 4 en el FC Barcelona, si tomamos en cuenta que Martino es el único que lo tuvo bajo su mando en ambos cuadros. De todos ellos, solo dos han marcado su vida. Frank Rijkaard, quien lo debuta, y Guardiola, quien le ayuda a desarrollar su talento. Salvo Pekerman, que apenas lo utilizó, el resto, Basile, Maradona, Batista, Sabella, Martino, Vilanova y Luis Enrique, ha dependido de su juego antes que aprovecharlo para evolucionar. El onceavo entrenador de Messi en su carrera, deberá resolver uno de los grandes misterios del futbol moderno: conseguir que el mejor jugador de nuestra época encaje en un equipo repleto de buenos jugadores como los argentinos. Edgardo Bauza, que ayer debutó como seleccionador, es la última opción que Messi tiene para ganar un título con su país. No puede dudarse de la implicación de Messi con su selección, lo que es inexplicable, es que tantos técnicos hayan desperdiciado los mejores años del mejor futbolista que dirigieron.

josefgq@gmail.com