Cartas oceánicas

Martes y miércoles sagrados

Al principio de los tiempos se jugaba los domingos después de misa. Era el Día del Futbol, un rito sagrado. Luego llegaron los sábados, siempre nocturnos, con la aparición del alumbrado artificial muy costoso para los equipos. En épocas de transmisiones en directo el futbol se alargó al viernes. Ahí se quedó un rato como el rey del fin de semana. Había que esperar cuatro días para ver un partido. Los europeos que organizaban amistosos de entrenamiento empezaron a jugar entre semana. Eran partidos gratuitos que resultaban muy atractivos. Oficialmente, el futbol de martes y miércoles empezó a jugarse en el año 1927 con la fundación de las primeras Copas Europeas previas a la Segunda Guerra. La Copa Mitropa con países de Europa Central: Checoslovaquia, Hungría, Austria y Yugoslavia. Y la Copa Latina, fundada en 1949 por clubes españoles, franceses, italianos y portugueses. El Sparta de Praga, primer campeón de Europa Central, ganó la ida un jueves 23 de octubre y remató la final vs el Rapid de Viena un domingo 13 de noviembre de 1927. Tras la Guerra llegaron la Copa de Campeones de Europa y la Copa de Ferias, unificando el calendario reservaron catorce miércoles entre los meses de septiembre y junio para jugar las idas y vueltas continentales. Real Madrid sale campeón un miércoles 13 de junio de 1956 venciendo al Stade de Reims en el Parque de los Príncipes. En América, el primer partido de Copa Libertadores se juega un martes 19 de abril de 1960 entre Peñarol y el Jorge Wilstermann boliviano. Y así hasta la fecha, donde apenas quedan días sin partidos de futbol volviéndose sagrados los martes y miércoles de Champions. Como los de esta semana, con Atlético vs Madrid, Juve vs Mónaco, PSG vs Barça y Porto vs Bayern.  

 

josefgq@gmail.com