Cartas oceánicas

Índice de crecimiento europeo II

La contratación de Keylor Navas y James Rodriguez por Real Madrid, noticias que por tratarse de un club universal rebotan en la Muralla China, cierran el círculo virtuoso de Colombia y Costa Rica. Selecciones que tras el Mundial se volvieron marcas muy atractivas. Real Madrid como variable dominante del mercado las pone de moda. Compra un tico o un colombiano, antes que un mexicano. Poco tienen que ver las Ligas mexicana, colombiana y costarricense en ello. Estos jugadores son made in Europe. Navas jugó hasta los 23 años con Saprissa, pasó por Albacete y después Levante; y Rodríguez, salió del Envigado con 16, rumbo al Banfield argentino, de ahí al Porto y luego al Mónaco. Para llegar a equipos como el Madrid se necesitan como mínimo 5 años de rendimiento en Ligas europeas. El Mundial solo los confirmó. Sorprendido por el éxito de dos selecciones, en principio similares a México, pero con una enorme base de futbolistas que juega en equipos periféricos a los grandes clubes, González Iñárritu pide más mexicanos en Europa. Horas más tarde Guillermo Ochoa culpa a los promotores de la baja exportación y Miguel Herrera dice que el futbolista europeo es más profesional. Entre directivo, entrenador y jugador parece que hay una tendencia: europeizar al Tri. La exportación de futbolistas es el principal índice para medir el crecimiento del futbol mexicano y en general, de cualquier futbol emergente como el tico o colombiano. Bajo este criterio, México no creció tras Brasil 2014, retrocedió. El Mundial sirvió para comprobar la validez del índice que compartimos en La Afición junto a Roberto Velázquez Bolio: en opinión de Iñárritu, Herrera y Ochoa, hombres clave frente a los dueños de jugadores, Europa es el camino.  

 

josefgq@gmail.com