Cartas oceánicas

"Chicharito" es el "hardware"

En 2012 el United fija el precio inicial de sus acciones por $14 USD buscando capital por €100 millones para enfrentar deuda. Así, el mercado lanzado por la utilidad de un partido el 13 de febrero del 2013 vs Mourinho en Champions, eleva la cotización en Wall Street hasta el nivel más alto desde su colocación. La noche del Bernabéu (1-1), el United costaba $18.66 por acción. Pero eliminado por el Madrid en Old Trafford con golazo de Modric (1-2), se devalúa hasta $16.57. Cuando se confirma el retiro de Ferguson en mayo vuelve a caer; aunque se recupera adelantando un año el anuncio de patrocinio con Chevrolet en la camiseta. Entonces se filtra que Moyes será sustituto de Ferguson y la acción lo resiente. El United detiene otra caída presentando a Giggs como jugador-asistente del entrenador; un mensaje de estabilidad. Arranca la pretemporada con un precio entre los $16 y $17; gana la Community Shield en agosto al Wigan (2-0), logrando sostener el valor. Inicia la Premier sin contratiempos, aunque el torneo se complica. Arsenal es líder, Mourinho reposiciona al Chelsea y Wall Street, mercado implacable, murmulla. La cotización del club gotea. El United pide a la televisión enfocar a Ferguson mascando chicle en su tribuna, Sir Alex, cómplice de la escena en vivo, pide confianza al mercado. No funciona. La acción se desploma hasta alcanzar ayer su cotización más baja desde la salida: $14.75 al cierre de WS. Los €45 millones que esta semana depositan por Mata al Chelsea son una inversión en maquinaria. El futuro del United como el de cualquier empresa necesita un nuevo software; tecnología para gol. Aquí Chicharito es el hardware, de su compatibilidad con Mata depende que siga. El futbol es un corporativo.

josefgq@gmail.com