Cartas oceánicas

La Champions como salvación

Real Madrid encontró un amigo en el tierno Basilea que le ayuda a caminar en paz al fin de semana. Sin hacer un gran partido, marcó cinco goles. Cristiano llegó a 68 en Champions y antes de terminar la fase de grupos, será el máximo goleador de la historia. Superará a Raúl con 71. También marcaron James, Bale y Benzema; fue su gol 113 con Real Madrid, el 25 en Champions y el número 1,000 de la historia de su club en competiciones europeas. Benzema, por donde se le mire, es un goleador muy importante. Pero no cae bien y suele tener rachas fantasmagóricas sin anotar. Ancelotti lo cambió por Javier Hernández marcando una tendencia. Chicharito jugó 10 minutos. Al mismo tiempo caía el subcampeón en Atenas. Un solo juego había perdido Atlético en los últimos 13 partidos de Champions, fue contra el Madrid en la Final. El Olympiacos, un equipo que cada temporada juega mejor, le ganó a uno de los invencibles del torneo. El que jugó un partidazo fue el Dortmund, es el equipo que mejor contraataca en el mundo. Los contragolpes alemanes contra el Arsenal fueron desgarradores. Ganó 2-0, pero pudo marcar 5 sin ningún problema. Pocas cosas han cambiado entre el Dortmund de Klopp y el Arsenal de Wenger, dos equipos de autor. El alemán es candidato a semifinales y para el inglés, los cuartos son suficientes. Quien volvió fue el Liverpool, 2-1 al simpático Ludogorets. En Anfield y con Gerrard marcando de penal en el último minuto, recuperó el aroma de club viejo. Como la Juve, que ganó 2-0 al Malmo llevando a cuestas el prestigio del Calcio. Hoy juegan City, Bayern, Chelsea, Barça, Ajax, PSG y el Athletic Club, que nos hizo el milagro de regresar la Champions a San Mamés. Volvió la Champions, esta noche hay misa en La Catedral. 

josefgq@gmail.com