Cartas oceánicas

Campeonísimo

El Club América saca pecho, se retrata con sus 12 títulos de Liga y se autonombra el campeonísimo. Un mote que pertenece a Chivas por denominación popular y que ahora pretende arrebatarle su gran rival con una correcta sumatoria: 12 campeonatos nacionales, y con una oportuna estrategia de publicidad: el festejo de su centenario. Es bueno que Guadalajara y América compitan por todo, se busquen las cosquillas todos los días de su vida y se mantengan uno pendiente del otro. Por más que el futbol mexicano presuma su rotación de campeones, siguen siendo los equipos más queridos y seguirán por mucho tiempo, encabezando las pasiones. No es fácil cumplir 100 años y mantenerse vigente en el gusto de la gente. Hay pocos equipos centenarios en México, América alcanza el siglo de edad y hay que festejarlo sin importar los gustos o aficiones. Su campaña, aunque sea otro envoltorio publicitario, le viene bien a una Liga donde se están olvidando las tradiciones y las buenas costumbres. Puede funcionar como un recordatorio. Porque en ese sentido tanto América como Guadalajara, tienen una enorme responsabilidad, son instituciones que deberían seguir marcando tendencia en el juego y la competencia, como lo hicieron durante buena parte de su historia. Para prueba están las fotos de ambos clubes rodeados de sus grandes copas: nuestras dos postales más futboleras. El problema con América y Guadalajara es que los últimos años de tan rica leyenda, han pasado más tiempo pensando en el envoltorio que en el contenido. El síntoma más preocupante de su rivalidad es el Clásico, un partido que ha ido perdiendo empaque. Ahí queda el órdago lanzado por América, ojalá el Guadalajara acepte el reto y los próximos años sean mejores. 

 

josefgq@gmail.com