Cartas oceánicas

El Barça se repite

Catorce goles marcados, uno recibido, entre ocho días y tres partidos, dos de Liga y uno de Champions, suman la ecuación perfecta: la fórmula del Barça sigue siendo inigualable. En este momento, otra vez, el equipo en mejor estado del futbol. El Barcelona de Luis Enrique que arrancó la temporada con una sanción, algunas dudas y una grave lesión de Messi, ha hecho de cada contratiempo una oportunidad para avanzar. A esto en el futbol se le llama evolución. Rehabilitó jugadores, reinventó movimientos, recicló posiciones y recuperó aquello por lo que tanto se identificaba a este equipo: un sobrecogedor dominio del balón, que ahora, encuentra soluciones verticales, inmediatas y eficaces frente al marco, con la fortaleza de Luis Suárez y la astucia de Neymar. Uruguayo y brasileño interpretaron el musical estilo de juego con otro ritmo, uno es percusionista y el otro bailarín. Este Barça, el de los últimos tres partidos, parece ser mejor equipo que el ganador del triplete, y su futbol, ahora sí, más completo que el del legendario Barcelona de Guardiola. Aquel equipo de los catorce títulos, del que solo se extrañan dos jugadores irrepetibles, Xavi y Puyol, puede sentirse un orgulloso antepasado. A este cuadro le sigue faltando la mitad de Messi, que llegará cuando recupere el tono, y le falta Arda Turan, un súper clase que completará el medio campo con más talento en el juego. Se trata de dos incorporaciones a punto y claves para enero. Tras el Mundial de Clubes los campeones de Europa suelen perder el ritmo, el Barça en cambio, recibirá el año con su gran figura en plenitud y su fichaje estrella debutando. Las malas noticias son para los aficionados que rivalizan con este equipo, lo mejor del Barcelona aún no lo hemos visto.   


josefgq@gmail.com