Radio Pasillo

Dos triunfos, dos contenciones

El segundo triunfo consecutivo del equipo Santos Laguna como local llegó de la mano de jugar con dos contenciones en el medio campo.

Como resultado de que los Tuzos jugaron con cuatro volantes ofensivos sin delantero (falso 9), José Manuel de la Torre decidió incluir en la alineación titular a Diego de Buen, a quien le costó meterse al ritmo del partido tras 10 juegos sin ser titular.

Los primeros 20 minutos del partido fueron dominados por la velocidad del conjunto hidalguense, sobre todo en la salida de Santos y cuando apretaban la marca en medio campo.

Sin embargo, cuando llegó la hidratación del primer tiempo al minuto 25 la situación cambio. Tras reunirse el equipo a lado de la hielera, los jugadores se tranquilizaron y el control de balón apareció.

La jugada de gol es una fiel muestra de ello, tras un despeje de Jonathan Orozco, Diego de Buen gana un cabezazo en tres cuartos de campo que Julio Furch peinó hacia atrás, aguantando un empujón de por medio, para Gael Sandoval, quien controló con el pecho y de media vuelta filtra un balón a ras de pasto para Jorge Tavares; el africano controló, condujo y definió con pierna derecha para marcar el único tanto del partido, sobre la salida de Óscar Pérez.

Un destacado desempeño tuvo el lateral derecho Jorge Sánchez, quien marcó y desesperó a “la joya del fútbol mexicano” Hirving Lozano, lo que cosechó Diego de Buen con la expulsión del jugador Tuzo.

Pocas veces el famoso “Chucky” se enfrenta a defensas de calidad y que le compiten en velocidad. Jordy Sánchez casi nunca fue superado por Lozano y en la única ocasión que lo consiguió, el defensa lagunero quemó su opción de tarjeta amarilla.

Con los dos contenciones, el equipo santista tuvo un recuperador nato de balones. Ulises Rivas ayudó más a Jorge Villafaña en el costado izquierdo y Osvaldo Martínez tuvo libertad para manejar la ofensiva en medio campo, en conclusión, un equipo encuadrado.

La escuadra albiverde tuvo opciones claras y manifiestas de gol para marcar el segundo gol. Furch tuvo una en balón centrado por Tavares que remató por arriba de la portería y otra en remate con la cabeza. Osvaldo Martínez tuvo la más clara de todas en una combinación con Furch que el paraguayo trató definir por arriba de Óscar Pérez y Sandoval tuvo otra en un remate que mandó por arriba del travesaño cuando entró al área por el lado derecho.  

Ganar lo es todo en el deporte, y en el fútbol, los aficionados felices, el equipo tranquilo y el ambiente optimista. Serán tres días de felicidad.