Radio Pasillo

Un traje a la medida para los argentinos

Apenas el sábado anterior, previo al juego frente a Chivas, Francisco Ayestarán salió a rueda de prensa a confirmar lo que se había filtrado el jueves anterior, que tenía tres semanas de haber renunciado al cargo de entrenador pero que, de común acuerdo con la directiva, terminó el torneo apertura 2015. 

Es decir, desde hace 21 días el técnico vasco había tirado al arpa pero como no había quien lo supliera, pues tenía que seguir aguantando a un grupo de futbolistas que no lo quiso, y además, confirmó que algunos jugadores del actual plantel sencillamente no les dio la gana hacerle algún tipo de caso. 

El entrenador con carnet UEFA A para dirigir en Europa, el ex-auxiliar de Rafael Benítez en Liverpool, el que maneja la inteligencia deportiva, lo mejor que hizo en estos casi tres meses de estancia en la Comarca Lagunera fue aportar un nuevo concepto a la Real Academia de la Lengua Española: ni renunció ni lo despidieron de entrenador de Santos Laguna.

Entonces ¿cómo se define la decisión de no seguir como director técnico del equipo albiverde?El dia de ayer, primero desde Argentina y después en Ecuador se confirmó que el próximo entrenador de Santos será un argentino llamado Luis Zubeldía quien esta buscando con su actual equipo, Liga Deportiva Universitaria de Quito ganar el campeonato de la Serie A de Ecuador.

La principal razón por la que la directiva santista contrató a Zubeldia es porque dirigió al Club Lanús, y fue él quien debutó en el equipo granate al portero Agustín Marchesín en 2009. Es decir, el próximo estratega de Santos es un traje a la medida de los jugadores argentinos que tiene el plantel.

Luego del disgusto y rencillas que provocó la llegada de Ayestarán, ahora se opta por traer una cara conocida al tridente pampero para fumar la pipa de la paz y volver a encarrilar el proyecto que se salió de rumbo en el actual torneo.Todos sabemos que Marchesín es la estrella del equipo lagunero y activo fijo más valioso para la institución.

Que Izquierdoz es el capitán del equipo y que Diego González es un jugador que no funcionan pero buscan que funcione. Así que la forma de trabajar, el trató día a día con los jugadores y hasta la forma de tomar el mate, serán familiares para Maché, Kali y Pulpo esperando que disculpen las incomodidades que les provocó el régimen militar anterior importado del país vasco.

Para Zubeldia el reto en el año de contrato que le dieron será sumar 60 puntos, los 50 de rigor en dos torneo cortos para no meterse en problemas de descenso y 10 más para reponer el déficit que arrastra el equipo del actual torneo y 3 unidades más del apertura 2014.

Así de fácil y así de difícil.