Radio Pasillo

Un torneo memorable

Pocas veces nos detenemos en pensar en como se jugó una fase regular en los torneos cortos en Santos Laguna. A la fecha, el torneo Clausura 2015 es el más recordado por la manera en que cerró aquel torneo (4 triunfos, un empate y una derrota) en un momento en que hasta el propio plantel de jugadores veía viable calificar a la liguilla.

El actual torneo será recordado por mucho tiempo por los aficionados de Santos Laguna por dos causas, la primera será por la cantidad de empates que se obtuvieron (hasta ahora 10) y la segunda debe ser por el fútbol que practicó este equipo, superando a todos sus rivales, con excepción de Jaguares.

El principal atractivo del partido frente a Toluca será cerrar con un triunfo que permita desfogar la tabla porcentual de mayo del 2018, además de escalar posiciones en la tabla general. Sabemos que estadísticamente los tres primeros lugares de la clasificación tienen el mayor número de campeonatos en la historia de los torneos cortos.

Guerreros y Diablos Rojos han sido protagonistas en los últimos 21 años en el fútbol mexicano, si califican Pachuca y América, será muy atractivo ver en la fiesta grande a los cuatro equipos que más campeonatos, finales y liguillas han jugado en los 42 torneos cortos que se han disputado.

El equipo del Estado de México deberá presentar un rostro diferente en el TSM al que nos ha mostrado en los últimos dos meses, con el regreso de Rubens Sambueza y, a partir de la liguilla, cuando se reintegre Enrique Triverio. Esas dos bajas las resintió mucho la escuadra que dirige Hernán Cristante.

Por su parte, Santos deberá recuperar la inercia que tuvo hasta antes del partido frente a Jaguares: la del equipo que dominó y generó las mejores oportunidades de gol en 15 partidos. Chepo de la Torre deberá considerar retomar los dos contenciones para que Osvaldo Martínez se ocupe de generar oportunidades de gol para los delanteros. 

Además, la recuperación de Emiliano Armenteros se manifiesta en Chiapas como la mejor opción de cambio en zona ofensiva, un punto del que adoleció el cuadro lagunero en gran parte del torneo con Mauricio Cuero y Ulises Dávila.

Así las cosas, Santos y Diablos preparan la liguilla, en busca de mantener su jerarquía en el fútbol mexicano.