Radio Pasillo

Entre sueños, objetivos y resiliencia

El equipo Santos Laguna está en una circunstancia que, lamentablemente, es familiar en los más recientes torneos: la falta de triunfos presiona al plantel de jugadores, enoja a los aficionados y causa que el entrenador tome decisiones que resultan ilógicas para la mayoría de las personas que estamos involucradas en el fútbol.

Cuando llegó José Manuel de la Torre y las personas que lo acompañan (Benjamín Galindo y Guillermo Hernández) fueron definidos como “El cuerpo técnico de ensueño”, una responsabilidad que los coloca por encima de las demás opciones que pudiera tener en ese momento la directiva albiverde para reemplazar a Luis Zubeldía. Sin embargo, con el paso del tiempo y la falta de triunfos, Chepo nos muestra las decisiones y actitudes que provocaron su despido de la selección mexicana. 

La decisión de haber sacado de la alineación titular a Jonathan Rodríguez le provoca a Chepo ganarse la animadversión de los aficionados. Lo incomprensible que resulta quitar al delantero uruguayo del once inicial (excepto si hubiera indisciplina) y aún más, sin revelar un motivo válido, cuando se le ha cuestionado, que no sea “por decisión técnica”, pone a los aficionados en la misma tesitura que alguna vez tuvieron que pasar con Luis Zubeldía, ¿qué diablos está viendo el entrenador?

El propio equipo creó una expectativa alta entre los aficionados.

La promesa de meterse entre los primeros tres lugares de la tabla de posiciones y ganar todos los juegos en casa está cobrando factura. Alguna vez dijo César Luis Menotti: “los tiempos del fútbol no son los tiempos del negocio”.

Levantar a un equipo que cayó a la parte baja de la tabla en el torneo anterior no es sencillo. Las cosas tomarán un tiempo necesario para que los jóvenes que están en el cuadro titular maduren situaciones y circunstancias. Hasta los jóvenes directivos del club santista aprenderán de esta situación para no repetir el error.

Es un hecho que hay jugadores del actual plantel que no saben como manejar la presión de mantener los triunfos en el actual torneo. Cuando estábamos en el mes de junio de este año, nos dijeron que varios futbolistas (Rabello, Hinestroza, Bravo, etc.) salían del equipo por no tener resiliencia (capacidad de una persona para superar situaciones traumáticas).Pues claramente hay jugadores de este plantel que tampoco la tienen.