Radio Pasillo

Los sueños del fútbol mexicano

En la década de los 70’s era ser campeón del mundo. La promoción a esa selección dirigida por José Antonio Roca fue impresionante por parte de la televisión mexicana hasta que se nos aterrizaron Túnez, Polonia y Alemania. En los 80’s la fiebre del campeonato mundial se revivió en México’86 hasta que un error de cálculo provocó que el tricolor saliera del Estadio Azteca e ir a Monterrey para ser eliminado por Alemania en cuartos de final.

Tras el tema de los cachirules que provocó no ir al mundial de Italia’90 empieza a escribirse la nueva era del fútbol nacional pero también se ponen sobre la mesa viejos traumas y problemas del deporte más publicitado en nuestro país.

A partir de 1993 nos dimos cuenta que el nivel deportivo del fútbol mexicano era competitivo en la Copa América de Ecuador, cuando salimos del cómodo nivel que representa CONCACAF. El dato importante aquí es que México cambió de nivel competitivo hasta 1993, es decir, nos tardamos 60 años en enfrentar en un torneo oficial, que no fuera copa del mundo, a equipos como Argentina, Brasil o Uruguay.

Cuando nos dimos cuenta que le podíamos ganar a Irlanda del Norte y empatar con Italia pensamos que el paso de ir rumbo al trofeo iba a ser ascendente pero, en los últimos 23 años estamos atorados en el tema del quinto partido en los mundiales.

El Comité de Selecciones Nacionales ha buscado atacar el problema de no jugar en cuartos de final de las Copas del Mundo desde la perspectiva mental. Este año se reveló el nombre de Imanol Ibarrondo, quien es un coach mental que busca trabajar la motivación personal de los jugadores para enfrentar torneos internacionales.

He visto funcionar en el área laboral y personal el trabajo de los coaches pero en el fútbol los resultados son mínimos. La principal razón es que no se puede estructurar un trabajo mental en medio del caos.

Los futbolistas reflejan la planeación y ejecución de los planes de trabajo. En México el fútbol sigue debatiendo el tema de los años 70’s. Como definir el plan de negocio de una liga de fútbol. Los jugadores mexicanos siguen sin poder moverse de un equipo a otro cuando finalizan sus contratos.

La Federación Mexicana sigue rehusando abandonar su zona de confort que es CONCACAF.

Nuestros sueños del siglo XXI siguen atorados en los problemas de los años setentas, ochentas y noventas.