Radio Pasillo

La rivalidad más notable en el norte

Es la que protagonizan Santos Laguna y Tigres. Sin ser clásico es la rivalidad más enconada en la zona norte de México. Se han visto en todas las instancias del fútbol mexicano. Ninguno pasa inadvertido para el otro.

Es claro que ambos equipos y aficiones guardan gratos recuerdos y amargos momentos de sus enfrentamientos. Se han visto en la fase regular del torneo de Liga.

Se han medido en fase de liguilla o eliminación directa en la Copa Mx. Han celebrado victorias y lamentado derrotas dolorosas.

Lo mismo hemos visto errores increíbles como el de Lucas Lobos en cuartos de final del torneo Clausura 2012, que golazos como el de Jorge Tavares en la misma instancia pero en el torneo Clausura 2015. Tigres se coronó en casa frente a Santos y no dejamos de lado la secuencia de empates.

Al final del día, Tigres suma casi cuatro años sin vencer a los albiverdes desde el torneo Clausura 2013 cuando los felinos se impusieron 3-0.

El prieto en el arroz en esta rivalidad se presentó hace dos años cuando pseudoaficionados Tigres perdieron la razón y golpearon cuanta persona se les atravesó en el TSM, incluidos los miembros de su propia barra.

Tan intensa rivalidad no necesita que le prendan el fósforo que comience el fuego de la irracionalidad en ninguna de las partes.

Tigres tiene individualidades de gran calidad: Gignac, Zelarayán, Valencia o Aquino. Santos tiene el juego de conjunto: Osvaldo Martínez, Gael Sandoval, Jorge Tavares y Julio Furch.

Ambos equipos se defienden de manera irregular. A los dos les duele la media de contención. Tigres perdió mucho con la partida de Guido Pizarro y los santistas necesitan un segundo contención para no exponer la línea defensiva.

El juego está equilibrado. Tigres no ganó el título en la fecha 1 tras la goleada sobre Puebla y Santos nos mostró que otra vez será un equipo competitivo en el actual torneo.