Radio Pasillo

30 puntos

El objetivo que se ha trazado el Vicepresidente de Fútbol del Club Santos Laguna, José Riestra de que el equipo alcance la cifra de 30 puntos en el torneo Clausura 2017 es necesario, urgente pero muy difícil de conseguir, que no imposible.

El asunto de sumar 30 unidades en un torneo corto es algo que no ocurre en el club albiverde desde el torneo Apertura 2013, cuando obtuvieron 33. Eran los tiempos de Oswaldo Sánchez, Juan Pablo Rodríguez, Oribe Peralta y Carlos Darwin Quintero.

Desde entonces no se pasa de 27 puntos, incluyendo los terribles torneos de 17 y 16 unidades en los aperturas 2015 y 2016, respectivamente.

Dentro de la perspectiva optimista que emitió José Riestra se ha sumado el entrenador José Manuel de la Torre, el capitán Carlos Izquierdoz y el portero Jonathan Orozco respaldando y afirmando que el equipo albiverde tiene plantel y jugadores para alcanzar esa cifra.

Sin embargo, alcanzar 30 unidades en la Liga Mx no es sencillo. En los últimos diez torneos cortos un promedio de 3 equipos llegan o superan ese número, además en toda la historia de los torneos cortos sólo dos clubes consiguieron o rebasaron esa cifra, luego de haber terminado en el lugar 16 de la clasificación general, ellos fueron Jaguares del apertura  2003 con 42 (cuando había 20 equipos en primera división) y Cruz Azul del torneo apertura 2004 con 31.

Es decir, el Club Santos se ha puesto un objetivo muy difícil de alcanzar, aunque no imposible.

Dar un giro de 180 grados (positivo) de un torneo a otro no es sencillo, porque se debe revertir una tendencia emocional, estructural y deportiva que se reduce al manejo de la presión.

Una de las principales circunstancias será que el plantel de jugadores sepa como controlar la angustia que luego se convierte en presión, cuando no se ganan partidos.

En un entorno adverso con sus propios aficionados, en el que cumplir promesas no ha sido la principal virtud del equipo santista, sugiero retirar el discurso de obtener 30 puntos y cambiarlo por el de alcanzar la mayor cantidad de puntos posibles.

No es necesario ponerse presión extra a la que ya se tiene por mejorar números y salir del tema porcentual. Estoy seguro que, de alcanzar esa cifra, es mejor degustarla como una gran sorpresa que como el cumplimiento obligado de un objetivo.