Radio Pasillo

¿Donde esta el problema ?

Las condiciones en que entró el Club Santos Laguna tras la desaparición de Grupo Modelo eran lógicas, no podía contar con los mismos recursos que se tenían entre 1993 y 2014, con el lapso de interrupción en la época de Carlos Ahumada.

El extinto Grupo Modelo tuvo un precio de venta de 20 mil millones de dólares, la cifra más alta para una empresa mexicana, esa cantidad habla de la cantidad de recursos que se podían destinar a su mercadotecnia a través del fútbol.

A partir de la conciencia de que la institución santista tenía que trabajar con otros estándares de economía es como el aficionado debía entender que los planteles de jugadores cambiarían radicalmente de diseño.

Pero no se promovió esa realidad, la cual aparece en el torneo de Apertura 2017 en la tabla del descenso, y crea un shock emocional entre los seguidores a la escuadra lagunera.

Ver que un equipo como Puebla, que es la antítesis de los valores que promueve la Liga Mx, está arriba en la tabla de cocientes de las estrategias deportivas del Club Santos por un punto es inadmisible.

La franja es un equipo que vive de futbolistas prestados, de poner de entrenador a aquella persona que pueda trabajar con lo que tenga. Sus problemas alcanzan temas legales y económicos. 

Sus jugadores pasan semanas o meses sin cobrar. El último caso, Alexis Canelo se negó a ir a Xolos de Tijuana con tal de no darle dinero por la transferencia a la familia López Chargoy. 

La situación del equipo poblano ha llegado a tal grado que Tv Azteca intervino al equipo para garantizar que le paguen los 9 millones de dólares que le adelantó por los derechos de transmisión en televisión, en caso de descender.

Si el Club Santos no tiene la lista de problemas como el Puebla de la Franja, entonces debe haber un análisis interno de personas y procesos que intervienen en el equipo lagunero cada año en los torneos apertura porque es claro que ahí aparece el problema.

El nivel de juego del actual plantel es bajísimo, el entrenador está tomando las peores decisiones desde que llegó y la directiva está inmóvil ante la necesidad de un defensa central. 

El Club Santos con toda la estructura ornamental está un punto abajo de Puebla y a ocho unidades de otra joya del fútbol mexicano, Tiburones Rojos. El descenso en pleno y repitiendo errores.