Radio Pasillo

El primer triunfo en casa

Una fiesta fue el primer triunfo del equipo Santos Laguna en el TSM, casi desbordante, se nota que los aficionados tenían contenido el festejo desde hace mucho tiempo.

Con todo y que el torneo anterior hubo tres victorias en casa, ninguna se había presentado sin el antecedente de haber perdido juegos.

Hubo personas que confundieron el festejo con triunfalismo y creen que se ganó el pase a la final, cuando todavía falta mucho camino que recorrer en el actual torneo.

El partido de ayer confirmó dos cosas: José Manuel de la Torre mantendrá la línea de tres delanteros con Rodríguez, Furch y Tavares y, segunda, no le agrada Diego de Buen a quien mandó a la banca para poner en la alineación titular a Osvaldo Martínez como contención.

Mi opinión es que el paraguayo muestra su mejor fútbol como volante ofensivo pleno que partiendo de la contención, para muestra, el largo servicio que le envió a Jonathan Rodríguez para el gol de la victoria.

El rival en turno vendió cara la derrota. Tiburones Rojos es un equipo que se mostró compacto en zona defensiva con Pellerano y Arévalo, quienes ordenan el mediocampo para enlazar a Ángel Reyna, cuya capacidad individual quedó de manifiesto en los dos ataques que hilvanó en el primer tiempo y que terminó en el gol del empate.

Santos Laguna tiene en el balón largo su mejor arma. En la primera anotación Jonathan Orozco despeja hacia Gael Sandoval por el sector derecho para dejarle la pelota a Jorge Tavares, quien le puso un servicio un poco bajo a Jonathan Rodríguez, que el uruguayo remató de palomita para el 1-0. 

Otro balón largo de Osvaldo trajo como consecuencia que Rodríguez bajara la pelota para rematar de media tijera sobre la salida de Melitón Hernández.

La repetición en la transmisión de televisión nacional muestra que el charrua bajó la pelota con el biceps pero de eso no tiene la culpa “Cabecita”, ya que el árbitro y auxiliar no vieron la secuencia de la jugada.

Lo más valiso son los tres puntos y que se haya dejado una buena primera impresión en el torneo. Se nota que el plantel de jugadores tiene una mejor relación que el torneo pasado y que la atención esta en temas de fútbol y no extra cancha, ojalá así se mantenga todo el torneo.

Si algo debemos de haber aprendido del último año y medio es que se debe ir partido a partido.