Radio Pasillo

De un plumazo sin pitchers abridores

Así fue como Vaqueros Laguna vio esfumarse a su sólido staff de abridores que lo sostuvo en competencia en la primera parte de la temporada 2016 de la Liga Mexicana de Béisbol. Sin más, Dustin Crenshaw decidió aceptar una oferta de la Liga de Taiwán y Alejandro Astorga tiene una lesión que lo dejará fuera de actividad de 10 a 15 días.

El manager de Vaqueros, Daniel Fernández se quedó sin el 1-2 en la rotación de abridores. Crenshaw se fue de la Comarca Lagunera en medio de la controversia sobre su estancia en la novena naranja. Versiones de prensa en redes sociales indican que al lanzador no se le cumplieron algunas cuestiones económicas de su contrato.

Por su parte, David Cortés, gerente general de Vaqueros salió a decir el pasado lunes que el estadounidense no estaba a gusto en el equipo, pero que ambas partes terminaron en buenos términos.

Menos mal.Haya sido como haya sido, Laguna no tiene una rotación de pitchers abridores confiable. Salvador Valdéz está lejos de su mejor nivel tras una lesión. Walter Silva no tiene salidas de calidad. Felipe Arredondo se acomodó como relevo intermedio, en donde ha conseguido dos triunfos.

Ahora, veremos como responde Luis Iván Rodríguez tras un mal inicio de temporada que lo llevó a sucursales y  esperemos  que Eder Gómez mantenga el nivel que le vimos el pasado sábado en Tabasco.La directiva de Laguna tiene un gran reto, encontrar pitcheo de calidad cuando más escaso se encuentra.

Tipos como Crenshaw escasean hasta en las grandes ligas. Pregunten en Dodgers que tuvieron que jalar por el joven Julio Urías para solventar lesiones y bajas de juego. Además, agreguen que las ligas del lejano oriente están en plena actividad y los dólares que allá pagan son un atractivo para los peloteros que no encuentran acomodo en la gran carpa.En verdad, si David Cortés encuentra otro lanzador de la calidad de Dustin le ponemos una estatua afuera del estadio Revolución porque se va a meter al pajar en busca de la aguja. 

¿USTED CREE?

Ahora Vaqueros Laguna depende mucho de su parte más débil: el bateo, ante el notable debilitamiento que ha tenido el staff de lanzadores. En camino está el estadounidense Chris Snyder, primera base y cuarto bat natural.

La pregunta: ¿quién de los extranjeros de la novena naranja dejará su lugar? René Reyes, Rubén Sosa y Ronny Paulino lo han hecho bien. Parece que la decisión estaría entre Maikel Cleto, Esmailin Caridad y Tony Peña Jr. A uno de estos seis no lo veremos en la última semana de junio.

Y todavía falta por llegar el jardinero central Jon Jones.