Radio Pasillo

El peor juego de Santos Laguna en el 2017

Y vaya que el juego de anoche competía con el partido de ida de cuartos de final del torneo Clausura 2017, pero aquel cotejo tenía la salvedad de que no estaban dos titulares, en el duelo de ayer sólo faltaba uno.

El empate sin goles ante los Diablos Rojos deja una sensación de que los jugadores no quisieron. Sin idea, sin talento, sin coordinación y lo peor de todo, sin ganas de jugar.

La ofensiva de Santos fue un desastre, a tal grado, que Diego de Buen generó más opciones de gol que Gael Sandoval, Emiliano Armenteros, Jonathan Rodríguez y Jorge Tavares, juntos. De Buen obligó a una atajada de Luis García y estrelló un balón en el poste en un cobro de tiro libre.

La falta de concentración permeó en todas las líneas del equipo con excepción de Jonathan Orozco, quien salvó el empate en remate con la cabeza de Santiago García al final del partido, y el ya mencionado de Buen.

En la defensa, Néstor Araujo y Jorge Villafaña entregaron balones que por poco terminan en gol. Para colmo de males, Araujo agredió a García al finalizar el partido, lo que terminó en expulsión para el defensa santista.

En medio campo, Armenteros y Sandoval generaron muy poco.

Las pocas ocasiones que se perfilaron de frente a la portería decidieron mal. 

La delantera por la misma. Rodríguez quería disparar desde cualquier parte con cualquier cantidad de jugadores enfrente. Tavares sigue desaparecido y Furch librando una batalla en solitario en medio de tres o hasta cuatro defensas.

Los aficionados han dejado anoche su última esperanza de confiar en el equipo, aquella que habían atesorado durante 16 días tras la victoria en León.

Hoy la realidad nos vuelve a sacudir, Santos es un equipo del nivel de Puebla, Veracruz, Atlas o Lobos BUAP.

Ya sea que los futbolistas no pueden o no quieren, están jugando cada vez peor. El entrenador José Manuel de la Torre no puede mejorar al equipo.

Ojalá el Club Santos pueda terminar el torneo con 20 puntos y a diez unidades de quien ocupe el último lugar en la tabla del descenso.

El empate sin goles con Toluca hizo que se escapara el último barco para llegar a la liguilla.