Radio Pasillo

La misma piedra

El entrenador de Santos Laguna, José Manuel de la Torre se encargó de encender la ira de los aficionados con su decisión de enviar a la banca a Jonathan Rodríguez para jugar con doble contención, en la que puso a Jorge Enríquez junto a Ulises Rivas.

Así que los seguidores santistas ya estaban lo bastante molestos con el Chepo cuando el árbitro Yahir Miranda ni siquiera había pitado el inicio del juego. Las aguas se calmaron durante el primer tiempo con el fútbol que jugó el cuadro albiverde. La presión desde la salida de los Xolos y el acompañamiento en medio campo rindieron sus frutos con la anotación de Osvaldo Martínez en un disparo cruzado en las afueras del área que superó al portero Miguel Lajud. Cosas del fútbol, la pelota le llegó al paraguayo en un cornetazo que dio Jorge Sánchez en un intento de disparo.

En el medio tiempo había dos preguntas que rondaban el ambiante de los aficionados santistas: ¿en qué minuto iba a entrar a la cancha Rodríguez? y ¿en qué minuto iba a caer el empate de Xolos?

La primer interrogante tuvo respuesta al minuto 78 con el ingreso del uruguayo y la segunda al minuto 92, a dos de terminar el juego. Fue demasiado el tiempo que el equipo de Tijuana tuvo el balón y atacó a Santos Laguna. Fue demasiado lo que se permitió a los Xolos tener el control de la esférica sin poder llegar a la portería de Lajud.

Aún en medio de la sequía ofensiva, Ulises Rivas tuvo un remate dentro del área, con cierto grado de dificultad, para marcar el segundo gol albiverde. Todavía los Xolos sufrieron la expulsión del medio de contención Guido Rodríguez y, 10 segundos antes de que cayera el gol del empate, Santos tuvo la pelota en el tiro de esquina y saque de banda del lado derecho del terreno contrario.

Fue cuestión de un abrir y cerrar de ojos para que la pelota llegara al área lagunera, en el disparo de Avilés Hurtado, a quien sólo le vio el número Jorge Enríquez, y el error de Jonathan Orozco en la atajada que le permitió rematar a Juan Lucero, otra vez, la misma piedra apareció por sexta ocasión, dejar ir el triunfo en el torneo. 

La ira siguió entre los aficionados del equipo Santos Laguna, ya que pasar por lo mismo seis veces es demasiado para los seguidores que han tenido poco que celebrar en los últimos cuatro torneos cortos.

La paciencia se acabó para Chepo de la Torre, quien cometió un grave error al mandar a la banca a Jonathan Rodríguez y, además, dejarlo como tercer cambio. Lo de anoche provoca que José Manuel firme el acta de divorcio con la afición.