Radio Pasillo

La mexicanísima Liguilla

Las liguillas son lo nuestro. Se crearon por el aburrimiento que causaba ver 38 semanas en las que el fútbol escaseaba y para la fecha 28 se perfilaba un campeón.

Luego, ante el éxito de audiencia en televisión se decidió que era mejor acortar fechas y tener un campeón cada seis meses, en lugar de 12, así que se inventaron los torneos cortos. 

Este miércoles comenzará a jugarse la liguilla 42 en la historia de los torneos cortos. Lo atractivo de este sistema es ver caer al primer lugar, el equipo que dominó la fase regular en puntos; el club que, se supone, sería campeón en cualquier otra parte del mundo, pero que en México debe competir con los inferiores a él para ganar el campeonato.

Por supuesto que en los 41 torneos anteriores a los líderes generales les ha ido mal, ya que sólo 7 veces han levantado el trofeo de campeón en la Liga Mx, los cuales se reparten en 4 equipos: Pachuca (2), Toluca (3), Santos Laguna (1) y América (1).

Para jugar las liguillas se deben controlar las emociones. Lo futbolístico se descuenta porque entran 8 equipos competitivos entre sí. Lo que marca la diferencia es quien soporta la presión de un resultado parcial adverso o quien se repone de una falla arbitral o un error individual.

Las liguillas son la expresión pura del fútbol porque se avanza o se elimina en base a goles, principio y fin del juego de pelota. Un partido de liguilla puede ser todo menos aburrido porque la atmósfera de tensión que crea el seguir en competencia o ser eliminado provoca que la atención y tensión sea permanente.

En este momento hay ocho clubes y seis ciudades en las que el tema principal es el fútbol pero entre esas seis no está la Ciudad de México, la más poblada de nuestro país en donde se concentra la mayor cantidad de aficionados al fútbol.

El campeón del torneo Clausura 2017 será visto por indiferencia por el imperio de las comunicaciones audiovisuales, ya que la falta de criterio para disernir una liguilla sin América, Cruz Azul o Pumas crea un conflcito denominado: “la primera vez”, que todos hemos tenido en nuestras vidas y hemos experimentado de diferentes maneras.

Una liguilla es sinónimo de obscenidad pero en especial la que empieza esta tarde es de las pocas donde no hay un claro favorito.

Todos los equipos están parejos, lo mismo Xolos de 31 puntos que Morelia de 24.

Hay 8 participantes y ninguno pueden asegurar que será campeón.