Radio Pasillo

Todo está en manos de los jugadores

Por más advertencias que hubo e intentos por evadir el tema, Santos Laguna está metido de lleno en el tema del descenso y ahora todo está en manos de los jugadores.

Si algo aprendimos de las situaciones similares que se vivieron en los primeros años del club albiverde y en 2007, es que sólo los futbolistas que integran el plantel son las personas que pueden evitar el descenso.

Es claro que el actual plantel de futbolistas de Santos Laguna no tiene el carácter para soportar la presión del tema porcentual. Bastante trabajo les ha costado lidiar con el tema de no ganar puntos y meter goles, que es difícil pensar que puedan tolerar y solventar la presión que significa no derrumbarse cuando se ponen abajo en el marcador, a partir de que saben que la tabla de cocientes quema.

El berrinche de José Abella y posterior intercambio de palabras con los aficionados de primera fila en el TSM, cuando salió de cambio en el juego frente al Atlas, nos deja claro la magnitud del problema en que se metió el equipo y la nada de estabilidad emocional que tienen los jugadores santistas para soportar la presión.

Los propios futbolistas se han dado cuenta que no pueden seguir evitando el problema del descenso. Un ejemplo fue Gael Sandoval, quien semanas atrás había dicho que ni siquiera pensaban en el tema. Ahora reconoce que es un asunto del que deben estar pendientes.

Hay que pasar del pensamiento a la acción y todo parte de jugar los partidos no como finales sino como descenso. Eso significa ir con el cuchillo entre los dientes y ganar como sea. Para ello se debe controlar las emociones tanto efusivas como depresivas y eso no te lo enseñan en ninguna academia de fútbol.

A partir de esta tarde frente Necaxa no se pueden permitir desatenciones defensivas cuando tienes superioridad numérica. Tampoco se pueden dejar pasar cinco opciones de gol sin anotar una vez. No es permitido quedarse parado viendo al rival sin buscar la pelota ni tampoco puede seguir la falta de comunicación entre los jugadores santistas.

Robert Dante Siboldi no puede seguir dejando en la banca a Osvaldo Martínez o enviar al equipo Sub 20 a Jorge Sánchez. El equipo tiene que jugar con dos contenciones y quitar uno de los tres delanteros. No se puede seguir jugando en el desequilibrio.

La tabla del descenso no contabiliza buenas actuaciones o esfuerzo en la cancha, sólo suma puntos y el objetivo primordial es obtener 3 unidades desde hoy frente a Necaxa, todo lo demás es lo de menos.