Radio Pasillo

La maldición de León en 10 minutos

Otra vez en León, Guanajuato, otra vez en el mal llamado estadio Nou Camp (mote que le puso Ángel Fernández) y otra vez acabó en derrota.

La maldición apareció en el bajío mexicano para los albiverdes en una secuencia de hechos que duraron 10 minutos, los cuales comenzaron en el 54 de tiempo corrido, con una decisión quisquillosa del árbitro central Adonaí Escobedo González al marcarle falta dentro del área a Carlos Izquierdoz sobre Ezequiel Cuevas.

Una jugada después, Agustín Marchesín le atajó el penal a Elías Hernández.Sin embargo, Escobedo González expulsa a Luis Zubeldía al minuto 59 por reclamar faltas reiteradas sobre los elementos santistas. Un minuto después, Ezequiel Cano marcó su primer gol en remate dentro del área tras un centro de Hernán Darío Burbano.

Al 62, Cano metió un golazo con una notable chilena dentro del área y al 64, José Abella sella el triunfo esmeralda con su expulsión por doble amonestación debido a una falta sobre el autor de los goles del juego.Pensar que el equipo Santos Laguna podría terminar su racha de 28 años sin ganar en el estadio León con una versión endeble, joven y en proceso de reestructuración, era ingenuo.

Ni las mejores versiones del conjunto lagunero pudieron ganar ahí así como ni las peores versiones de los Panzas Verdes perdieron ante los albiverdes.

Que los aficionados santistas no le tengan paciencia a su equipo después de dos torneos cortos irregulares y uno más que fue un desastre es absolutamente normal. La paciencia se gana no se pide. Como bien lo dijo alguna vez el buen amigo Héctor Pimentel: “tan fácil que es meterse en una mala racha y tan difícil que es salir de ella”.

Luis Zubeldía no es mago para cambiar una inercia de tres torneos cortos en sólo un juego, sin embargo, el entrenador argentino deberá tomar decisiones radicales rápido para buscar triunfos que distiendan la hostilidad del momento.

Si Javier Abella no marca correctamente, Diego González falla pases o Javier Orozco no mete goles entonces no deberá tentarse el corazón para enviarlos a la banca y probar otros elementos en busca de victorias necesarias y urgentes.

Para el juego del próximo viernes frente a Jaguares urge ganar, como sea, a estas alturas no importa si es con seis defensas y cuatro contenciones. Los objetivos son tres: romper la racha de partidos sin ganar en casa, sumar puntos que son necesarios y adquirir la mucha confianza que le falta al propio plantel de jugadores.


¿USTED CREE?

En los últimos 18 juegos, León ha ganado 11. En el mismo número de partidos, Santos Laguna sólo obtuvo cuatro triunfos. Usted defina quien está tranquilo y quien está desesperado.