Radio Pasillo

¿Cuándo jugarán en el equipo Sub 20?

Es la pregunta que la mayoría de los aficionados al equipo Santos Laguna se hacen, tras observar el desempeño de los colombianos Freddy Hinestroza y Mauricio Cuero, además del chileno Bryan Rabello, en los partidos que ha dirigido José Manuel de la Torre.

Este trio de jugadores ha cometido más errores y perdido más balones que José Abella, Jorge Sánchez, Kristian Álvarez, Jorge Villafaña, David Andrade, Diego de Buen, Emiliano Armenteros, Ulises Dávila, Gael Sandoval, Jorge Tavares y Martín Bravo juntos. Y sin embargo, a Cuero y Rabello nada los mueve de la alineación titular, solo Hinestroza fue suplente en el juego anterior y cuando entró fue para cometer el penal que derivó en el gol del empate de Gallos Blancos.

Lo que más ha molestado a los aficionados del equipo albiverde es que la ineficiencia de Bryan y Mauricio ha sido tan evidente, que parece que el entrenador Chepo está subestimando la visión de quienes observan los partidos en el estadio o la televisión.

Una pregunta recurrente que me hacen las personas que veo en la calle es ¿cómo podrá levantar el equipo? Siempre contesto que empieza por mejorar el medio campo y todos concuerdan en que Rabello es ineficiente.

Por lo tanto tengo que deducir que no estamos locos ni alterados de nuestras facultades mentales. Somos personas racionales que vemos un problema en medio campo, como lo vio Juan Antonio Pizzi en la selección chilena, cuando retiró a Bryan de un partido de eliminatoria mundialista tras haberlo ingresado de cambio.

En la rueda de prensa posterior al juego en Querétaro, de la Torre dijo que los errores puntuales costaron caro. Fueron las mismas palabras de Luis Zubeldía tras la derrota en Veracruz, entonces, no se ha podido avanzar en corregir errores 10 juegos después en el actual torneo.

Si Chepo de la Torre sigue empecinado en usar a Cuero y Rabello no hay manera de que se revierta la profunda crisis en la que sigue metido el equipo. Ya sabemos que Pachuca es una escuadra rápida, dinámica y contundente, lo vimos en la liguilla del torneo anterior, en donde fue imposible para los santistas anular ese sistema de juego, lo que a la postre le costó la eliminación.

Estamos claros que en Santos Laguna no se toman decisiones populares pero es momento de tomar decisiones evidentes e inteligentes, que busquen resultados positivos con acciones diferentes.