Radio Pasillo

Otro juego por el descenso

Atlas es el equipo que ha metido en problemas a Santos, Querétaro, Puebla y Veracruz en el tema del descenso. Los rojinegros ganaron dos partidos claves para salir del último lugar de la tabla de cocientes, antes de la fecha FIFA, sobre el equipo de la Franja y los Tiburones Rojos.

Los rojinegros han tomado con conciencia y seriedad el tema del descenso y, en este momento, están fincando las bases para hacer viable la permanencia, pero todo empezó con un paso, aceptación del problema.

Osvaldo Martínez nos regaló una declaración para el recuerdo esta semana, al decir que un empate o derrota los deja fuera de la posibilidad de calificar a la liguilla. La declaración es ingenua y fuera de la realidad.

Santos ha ganado un juego en 10 partidos lo que provocó que pierda terreno en relación a Puebla, Atlas y Veracruz en el descenso, entonces ¿de dónde saca Osvaldo lo de calificar?

Este ha sido un serio problema del equipo santista desde hace rato, están más preocupados por su imagen que por la realidad. 

El único que reconoció abiertamente el tema porcentual es Carlos Izquiedoz de ahí en más todos le dan la vuelta al asunto como si fueran invocar la salación, el problema es que el fantasma hace rato que ronda el TSM.

Santos Laguna frente a equipos involucrados en el descenso ha estado muy mal: perdió ante Cruz Azul y Veracruz y empató con Lobos BUAP y Puebla, es decir, apenas 2 puntos de 12 disputados.

Si algo nos quedó claro a todos en el juego frente a Puebla, es que el nivel de juego del equipo Santos está lejos de los primeros 10 lugares de la tabla.

Esto de andar pensando en liguillas antes que el descenso es lo que abonó a que Santos se fuera a la parte baja de la tabla de cocientes, comenzó en los días de Pedro Caixinha, se agudizó con Paco Ayestarán, explotó con Luis Zubeldía y José Manuel de la Torre pagó en este torneo los platos rotos de los otros tres entrenadores.

En el partido del próximo domingo, la urgencia le habla la necesidad, el asunto es ganar y empieza con que Siboldi deje de inventar en la alineación titular y se apegue a los 11 jjugadores que deben estar, no los que el cree que pueden estar.