Radio Pasillo

Y no le ganaron al Veracruz

Y entonces ¿a cuál equipo le van a ganar? Ese fue el título de esta columna el pasado viernes. Lo peor que puede pasar en un equipo es la incertidumbre, porque las dudas crean presión y la presión desemboca en derrotas.

Mi compañero David de la Garza dijo ayer una frase que describe el juego: “Veracruz jugó para salvar el descenso” y yo agrego: “Santos no supo que se estaba jugando el descenso”.

Tiburones Rojos recortó a 9 puntos la diferencia en relación a Santos Laguna en la tabla de cocientes, es decir, no hay manera de negar que el club albiverde ha sido involucrado e invitado al tema del descenso, en pleno.

Debido a que el equipo Santos está arrastrando dos torneos apertura desastrosos de 17 y 16 puntos, no se podía dar el lujo de empezar mal un tercer torneo, lo que está ocurriendo.

Sumar 3 puntos de 12, es decir, apenas 25% de productividad es involucrarte de lleno en la lucha por la permanencia con los antecedentes ya descritos.

¿Hay conciencia en cada nivel de la institución de este tema?

Parece que sí, la visita del dueño del equipo, Alejandro Irarragorri al vestidor tras finalizar el partido confirma que las matemáticas no mienten.

Sin saber si la pasada por el vestidor fue en plan de regaño o muestra de apoyo, en ambas posturas se debió hablar del tema porcentual y la actitud displicente del equipo en el juego de ayer.

José Manuel de la Torre y sus jugadores subestimaron a Veracruz y pagaron el precio de tal osadía. Chepo sigue sin poner a los mejores jugadores en la cancha.

Si vas a jugar con 3 delanteros en esa línea debe estar Brian Lozano en lugar de Jonathan Rodríguez o Jorge Tavares. Desafortunadamente Néstor Araujo no está en su mejor nivel, entonces ayúdale a la defensa con dos contenciones. La visita anotó goles con inferioridad numérica a la ofensiva y con un mediocampista defensivo en la definición (“Recodo” Valdéz).

Santos tuvo 7 disparos a portería, tres atajadas por Gallese y cuatro desviados del marco visitante, para como están las cosas, que se hayan generado tal cantidad de oportunidades ya no es consuelo.

Este lunes amanecemos con que el equipo lagunero ve reflejado en el tema porcentual un sin fin de malas decisiones, contrataciones y situaciones que lo meten de lleno por la lucha en la permanencia en Primera División. Hoy, el Club Santos nos necesita a todos.