Radio Pasillo

El fútbol caprichoso e injusto

Así lo fue para el equipo Santos Laguna en el empate de anoche con Necaxa en el TSM. El fútbol, las mejores y mayores oportunidades corrieron a cargo de los locales, sin embargo el resultado fue para los visitantes, quien con menos llegadas y claridad se llevaron un punto.

La escuadra santista mostró su mejor juego de conjunto de lo que va del torneo clausura 2017. Las oportunidades claras y manifiestas de gol se generaron con balón controlado, tirando paredes, haciendo triangulaciones y filtrando balones para terminar enfrente de la portería de Marcelo Barovero, sin embargo, otra vez la contundencia fallo.

Lo mismo dejaron escapar opciones Jonathan Rodríguez, que Osvaldo Martínez o Jorge Sánchez. Necaxa sólo tuvo para defenderse la gran cantidad de tiempo que consumió en ejecutar tiros de esquina, tiros libres o saques de banda, porque no tuvo argumentos futbolísticos para detener la ofensiva lagunera.

El primer gol de Santos es el mejor en lo que va del torneo. La pelota se controla desde el medio campo para llevarla a tres cuartos de cancha, donde Osvaldo Martínez tira una doble pared, primero con Furch y después con Tavares para definir sobre la salida de Barovero.

El segundo gol crema y verde es un tiro cruzado con pierna zurda de Jorge Tavares que pone pegado al poste derecho. Excelente anotación del africano pero pésima idea su celebración. El fútbol es una rueda de la fortuna, un día estas arriba y otra abajo, más un delantero como él que falla las fáciles y mete las difíciles.

Con el empate de anoche van 5 veces en el torneo que José Manuel de la Torre tira el equipo en zona defensiva y se empata el resultado, entonces, la propuesta es: dejar a los tres delanteros todo el juego y esperar defenderse con la pelota en el área contraria. 

Las anotaciones de los Rayos fueron circunstanciales. En el primero, un balón filtrado al área toca a Ulises Rivas lo que provoca que la velocidad de la pelota disminuya, lo que permite a Edson Puch rematar frente a Jonathan Orozco. El segundo gol es un centro al área que Beckeles cabecea a cualquier lado que resultó un pase con ventaja para Barreiro para fusilar a Orozco. 

No cabe duda que el resultado es desmoralizante pero, en este caso, espero que el plantel de jugadores de Santos Laguna no se venga abajo en lo anímico porque los siguientes tres juegos serán de un nivel superior a lo que ha enfrentado en estas ocho jornadas.