Radio Pasillo

Todos felices con el Mundial, menos los aficionados

La selección mexicana calificó el pasado viernes a la Copa del Mundo Rusia 2018 con toda tranquilidad con su triunfo sobre Panamá por un gol a cero. Me dio la impresión que varios jugadores y comentaristas de las cadenas de televisión de cobertura nacional no estaban enterados que el tricolor aseguró su pase con esa victoria.

Un amigo me mandó mensaje de whatsapp para preguntarme incrédulo: “¿cómo, ya pasamos?” y agregó: “¿ahora no dependemos de otro resultado?”. Así de tranquila fue esta eliminatoria, sin mayores problemas, excepto por el juego frente a Estados Unidos en el estadio Azteca, por lo demás, el área de CONCACAF nos mostró su peor versión desde las eliminatorias para el Mundial de 1994.

Cuando subí a mi página de Facebook la nota de la felicitación del comité organizador de la Copa del Mundo para la Selección Mexicana por su calificación, el descontento de los aficionados fue notable. El principal argumento es ¿para qué calificar? 

Después de lo que vimos en la Copa América Centenario y Copa Confederaciones estamos todos prevenidos que esta selección no ha podido competir con las medianas y grandes potencias mundiales. Quedar atorados en octavos de final por séptima ocasión sería considerado un fracaso para la mayoría de los aficionados mexicanos, sin embargo, esta es la ocasión en que menos expectativas se tienen de conseguir algo importante en el Mundial.

Partiendo de que México no será campeón del mundo, sabemos que nuestro país tiene talento para entrar en el grupo de los ocho mejores del torneo pero el obstáculo es el entrenador Juan Carlos Osorio, quien con este asunto de utilizar defensas centrales de laterales y estar rotando jugadores de posiciones, pues a todos nos trae locos, incluidos los propios futbolistas.

Y los resultados fueron evidentes, se perdió 7-1 ante Chile en Copa América Centenario y ante el equipo B de Alemania por 4-1 en la Copa Confederaciones. El razonamiento es lógico, el equipo mexicano dirigido por Juan Carlos Osorio está expuesto a una goleada cuando enfrente al primer equipo de alto nivel en la Copa del Mundo.

Por lo pronto, la parte de mercadotécnica de la Federación Mexicana de Fútbol está feliz, el negocio sigue con los engranes aceitados para el verano del 2018, ellos están felices.