Radio Pasillo

No todo se derrumba por una derrota

Fue visceral la reacción de un sector de los aficionados de Santos Laguna tras la derrota ante Atlas del pasado viernes. Lo.entiendo.

La expectativa de ganar era alta y más cuando se jugó con el que era el último lugar del torneo.

Pero hay algunas costumbres que el aficionado de Santos debe sacudirse. La primera es culpar a alguien de la derrota. Todos los futbolistas albiverdes fueron responsables del resultado en Guadalajara. No se salva nadie.

Jonathan Orozco por no buscar atajar el gol uno. Gerardo Alcoba por querer hacer cosas que no sabe como salir jugando la pelota.

Carlos Izquierdoz por medir mal la distancia del balón en el segundo gol. Todos los jugadores del mediocampo por no poder pasar bien un balón durante 65 minutos.

Robert Dante Siboldi por meter al juego a Javier Cortés.

Hasta aquí la mayoría estamos de acuerdo. Ahora bien, la derrota ante Atlas no borra el buen torneo que se ha jugado por parte del equipo lagunero, el cual sigue en el segundo lugar del torneo Clausura 2018 con su lugar asegurado en la liguilla.

Santos Laguna nos ha sorprendido en el actual torneo y nadie esperabamos verlo pelando con nóminas estratosféricas por el primer lugar de la clasificación.

La escuadra albiverde mantiene sus aspiraciones de ser campeón intactas mientras no salga de los tres primeros lugares y para conseguir este objetivo sigue teniendo el destino en sus manos.

Sé que no gusta perder pero es un resultado inevitable. Sólo se evita la derrota no jugando.

Y espero que para el juego de hoy en la Copa Mx exista madurez para asimilar la eliminación, en caso de que se presente. Santos Laguna no será un peor o mejor equipo por ganar o perder ante Necaxa.

La escuadra propiedad de Orlegi ha tenido un excelente torneo y eso ya es noticia tras años de irregularidad notable.