Radio Pasillo

¿Y el defensa central suplente ?

El empate 14 de los últimos 17 juegos en fase regular de la Liga Mx, y segundo en Morelia, fue uno de los más agitados que ha tenido el equipo Santos Laguna en esta racha.

Antes de iniciar el juego, el entrenador José Manuel de la Torre decidió mandar al equipo Sub20 a dos de los defensas centrales que podrían ir a la banca para suplir cualquier eventualidad con Enríquez y Araujo, en este caso Ventura Alvarado y Jesús Angulo.

Y la eventualidad llegó. A ocho minutos del final del partido, con ventaja para Santos Laguna por la mínima diferencia, Néstor Araujo paga el precio del exceso de actividad con Selección Nacional, torneos de liga y copa, le dieron calambres, lo que ocasionó que tuviera que abandonar el partido y en la central quedaron dos contenciones: Jorge “Chatón” Enríquez y Diego de Buen.

Inmediatamente se percibió el nerviosismo causado por no contar con defensas naturales. La salida de Araujo provocó que Ulises Rivas quedara solo en la contención y adelante de él hubiera tres volantes:  Sandoval, Cortés y Armenteros.

Con todo y notable desajuste, Jonathan Rodríguez tuvo dos oportunidades de anotar y Gael Sandoval desaprovechó otros dos contragolpes, por pasar el balón a destiempo y dejar en fuera de lugar a sus compañeros, para liquidar el juego y llevarse el triunfo de tierras michoacanas.

Una vez más, los momentos de tensión y definición hacia el final de los juegos no los supo controlar el equipo santista, lo que desembocó en el empate.

El portero Sosa pone en movimiento la pelota y en dos toques llega el balón a Jefferson Cuero, quien condujo por el extremo izquierdo del ataque de Monarcas, envió el único centro que puso dentro del área, para que a segundo poste bajara el balón el recién ingresado Gastón Lezcano y rematara sobre la salida de Jonathan Orozco.

La jugada viene presidida de una llegada al área que armaron Rodríguez y Furch que termina en una diagonal retrasada del uruguayo que no alcanza a rematar el argentino.

A partir de esa situación, el equipo Santos siente que puede perder el partido y de plano los 11 jugadores terminan en su propio terreno para defender el empate. Entre las decisiones en el terreno de juego y las que surgieron desde la dirección técnica se combinaron para el empate 14 del equipo lagunero.