Radio Pasillo

Entre conocidos

Santos Laguna y Veracruz protagonizaron uno de los cambios de futbolistas más numeroso en la historia del fútbol mexicano. Al estilo del béisbol, el club lagunero cedió cuatro jugadores para adquirir al argentino Julio Furch, para ello cedió de manera definitiva a Freddy Hinestroza y Martín Bravo, de manera temporal a Javier Orozco y Kristian Álvarez. 

Y no fueron 5x1 debido a que de último momento se arrepintió el chileno Bryan Rabello quien optó por aceptar una oferta de los Pumas de la UNAM.

El asunto es que Santos adquirió a un delantero con gol, posición en la que ha sufrido en serio desde que se fue Oribe Peralta.

Ambos equipos se enfrentarán el próximo domingo en el TSM. Para el equipo dirigido por José Manuel de la Torre es fundamental ganar el próximo domingo para darle viabilidad y credibilidad al objetivo de ganar 30 puntos en el actual torneo. Parece temprano en el campeonato, sin embargo, urge que el aficionado ponga su atención en el equipo, porque en los últimos tres torneos cortos se cuentan las victorias como local con los dedos de la mano.

El equipo de los Tiburones Rojos es uno de esos ejemplos en el que los excesos pueden causar daños. Para el torneo Clausura 2017 registraron 38 jugadores de los cuales 17 son no formados en el fútbol mexicano: Ojeda, Cahais, Lucas, Erbes, Pellerano, Velázquez, Vuletich, Villalva, Bravo, Acosta, Egidio, Luna, Albín, Felipe Flores, Murillo, Hinestroza y Gallese. Además, tienen 3 jugadores no nacidos en México pero cuentan como jugadores nacionales: Rodrigo Noya (Argentina), Marco Vidal y Saucedo (ambos de Estados Unidos).

La directiva de los escualos dio de baja apenas el día de ayer el chileno Fernando Meneses, quien regresará a su país para jugar en el equipo Unión Española. Debe ser una locura para Carlos Reinoso dirigir a un grupo de 38 jugadores. Si 24 o 25 ya son muchos, lo de Tiburones Rojos debe ser como un profesor que tiene un salón de clases con 60 alumnos.

En fin, que lo de Santos debe ser ganar y no hay otra opción, los números y el estado de ánimo de la propia institución, aficionados y la Comarca Lagunera urge a que el próximo domingo se obtengan los 3 puntos. Eso de merecer se debe reflejar en superar a Veracruz y no en mantener la fe, de eso ya se tuvo bastante el torneo anterior.